fbpx

Las matriculaciones encadenan tres meses al alza tras crecer 12% en octubre

Las matriculaciones encadenan tres meses al alza tras crecer 12% en octubre





Las matriculaciones de turismos y todoterrenos crecieron un 11,7 % en octubre en comparación con el mismo mes del año anterior hasta alcanzar las 65.966 unidades, encadenando así tres meses al alza, aunque en lo que va de año continúan registrando una caída del 5,8 %.

Según los datos publicados este miércoles por las asociaciones de fabricantes Anfac y distribuidores Faconauto y Ganvam, en los diez primeros meses del año se matricularon un total de 666.247 vehículos, un volumen todavía inferior respecto a los 706.997 del año anterior, debido a la crisis de semiconductores, los problemas de producción y la inestabilidad económica.

Asimismo , pese a encadenar tres subidas, las matriculaciones contabilizadas en octubre se sitúan un 29,8 % por debajo de las cifras prepandemia, cuando en el mismo mes de 2019 se vendieron 93.954 unidades.

En el último mes, todos los canales de venta registraron mejoras, liderados por las matriculaciones de particulares, que crecen un 0,4 % hasta 31.184 nuevas unidades; seguido de empresas, que marcan un aumento del 22,1 % (29.598 unidades); y las compañías alquiladoras, con 5.184 vehículos, tras crecer un 39 %.

Sin embargo, en el acumulado del año, tan solo crece el canal de empresas, concretamente un 7,1 % hasta las 284.534 unidades; mientras que las ventas de particulares están un 0,5 % por debajo, con 294.910 vehículos; y las de alquiladoras, con 145.033 unidades, son un 40,1 % inferiores.

Las asiáticas Toyota, Kia y Hyundai son, en este orden, las marcas que más turismos han vendido tanto en octubre como en los diez primeros meses del año, mientras que el Dacia Sandero (1.696 unidades) y el Hyundau Tucson (18.749) son los modelos que lideran las ventas en octubre y en el acumulado del año, respectivamente.

Respecto a los vehículos comerciales ligeros, las matriculaciones retrocedieron ligeramente un 0,4 % en octubre hasta 10.404 unidades, mientras que en lo que va de año el retroceso se sitúa en el 25,6 %, con 97.163 vehículos.

Por su parte, las de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses aumentaron un 8,4 % interanual, con 2.788 unidades, y desde que comenzó 2022 las ventas han aumentado un 11,5 % hasta 20.957 unidades.

LOS VEHÍCULOS ELECTRIFICADOS CRECEN UN 7 %

Las matriculaciones de vehículos electrificados (100 % eléctricos más híbridos enchufables) de todo tipo (turismos, dos ruedas, comerciales e industriales) siguen al alza y en octubre crecieron un 7,6 %, hasta las 8.486 unidades, según los datos de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) y de Ganvam.

En el acumulado del año, han aumentado un 25,7 %, con 80.272 vehículos vendidos.

En cuanto a los vehículos eléctricos puros, aumentan un 22,4 % en octubre (4.487 unidades) y un 39,5 % en lo que va de año (41.550).

Por el contrario, los híbridos enchufables registran una caída del 5,3 %, con 3.999 nuevos vehículos, pese a acumular un crecimiento del 13,6 % en los diez primeros meses del año, con 38.722 unidades.

CIFRAS PREOCUPANTES

Desde las asociaciones de fabricantes Anfac y distribuidores Faconauto y Ganvam coinciden en señalar como principal responsable de la caída de las matriculaciones a la escasez de semiconductores a nivel mundial, un problema que está provocando unas cifras de matriculaciones preocupantes.

Desde Anfac, apuntan que aunque persiste la demanda, los fabricantes siguen tratando de minimizar los problemas de producción agravados por la invasión rusa de Ucrania, que provocarán que el año cierre con 820.000 matriculaciones, 35.000 unidades menos que hace un año.

Por su parte, Faconauto advierte de que el crecimiento de octubre no es "representativo", ya que son cifras "bajísimas" que se comparan con un año malo para el sector como fue 2021, y señala el comportamiento preocupante del canal de particulares.

Precisamente sobre los particulares, Ganvam apunta que la demanda cada vez es más débil como consecuencia de un contexto económico incierto, con préstamos "cada vez más caros".