fbpx

LaLiga acusará al aficionado que denigró a Iñaki Williams

LaLiga acusará al aficionado que denigró a Iñaki Williams

Madrid, 28 oct.- LaLiga anunció este viernes que, en sintonía con la Fiscalía, formulará escrito de acusación y solicitará la apertura de juicio oral para el aficionado que profirió insultos racistas al delantero del Athletic de Bilbao Iñaki Williams, en un partido en el estadio de Cornellà-El Prat en enero de 2020.





"Una vez se le notifique y se le emplace por parte del Juzgado para formular acusación dentro de su turno, actuará en términos similares al escrito de la Fiscalía", indicó LaLiga, que denunció en su momento los presuntos insultos racistas contra Williams ante la Fiscalía.

LaLiga afirmó haber conocido que la Fiscalía de Delitos de Odio pide dos años de cárcel para el aficionado del Espanyol autor de los hechos por los medios de comunicación y que actuará en consecuencia "siguiendo su fiel compromiso de denunciar, dentro de sus competencias, todos los insultos y cánticos racistas, xenófobos, homófobos, etc".

El organismo recordó en un comunicado que anteriormente denunció otros insultos racistas a jugadores por parte de aficionados, como furon el caso del jugador del Real Madrid Vinicius Jr. en Barcelona, con motivo del clásico del 24 de octubre de 2021, que fue archivado al no haberse "logrado la identificación de los autores de los hechos".

También los insultos que el propio Vinicius recibió en el estadio de Son Moix en el partido ante el Mallorca el 14 de marzo de este año, caso igualmente archivado.

El motivo del archivo de su denuncia en la Fiscalía de Odio de Baleares fue porque "la expresión y sonidos proferidos, sin duda propios de actitudes soeces y deleznables, a la par que vejatorias y absolutamente rechazables, no parecen revestir inicialmente, para el presente caso, la dimensión penal pública que se postula".

Otra denuncia de LaLiga archivada fue la que presentó en la Fiscalía de Odio de Sevilla, por los insultos dirigidos al jugador del Athletic, Nico Williams el 13 de marzo de 2022 en el estadio Benito Villamarín.

El motivo del archivo fue porque "pese a no haber declarado, del estudio de las redes sociales del denunciado, parece desprenderse que el mismo no es una persona que pretenda incitar al racismo, o que los gestos realizados pretendieran alcanzar tal fin". "La consideración del derecho penal como última ratio nos hace estimar que, pese a lo incorrecto de los mismos, no sobrepasan la línea de la infracción penal", señaló la fiscalía.

LaLiga actuó de igual forma ante el caso de Carlos Akapo, jugador del Cádiz que fue objeto de insultos racistas en el estadio Los Cármenes durante el encuentro frente al Granada CF el 28 de febrero de 2022.

El caso continúa en fase de investigación por parte del fiscal delegado en Granada de la Fiscalía de Delitos de Odio, pero el Granada identificó al aficionado, quien asimismo se presentó voluntariamente en instancias policiales.

En el caso de Iñaki Williams y los insultos que recibió en el campo del Espanyol en enero de 2020, el fiscal atribuye al acusado, K.G.B., un delito contra los derechos fundamentales y libertades públicas, en su modalidad de lesión de la dignidad de las personas por motivos racistas y contra la integridad moral, por el que también le pide una multa de 5.475 euros y que durante los cinco años posteriores a la pena de prisión no pueda entrar a ningún estadio de fútbol ni ejercer la docencia deportiva y de tiempo libre.