fbpx

Comunidad de Madrid

11.33°C
Pocas nubes Humedad: 81%
Jueves
8.28°C / 11.23°C
Viernes
7.55°C / 10.62°C
Sábado
7.41°C / 9.92°C
Domingo
5.36°C / 6.83°C
Lunes
5.59°C / 8.51°C
Martes
8.72°C / 11.48°C
Miércoles
8.82°C / 10.93°C

Policías apoyan la tesis de la Fiscalía de que 'El Pequeño Nicolás' se hizo pasar por miembro del Gobierno para estafar

Policías apoyan la tesis de la Fiscalía de que 'El Pequeño Nicolás' se hizo pasar por miembro del Gobierno para estafar

Varios agentes de la Policía han apoyado este martes, en el juicio celebrado en la Audiencia Provincial de Madrid, la tesis de la Fiscalía de que Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como 'El Pequeño Nicolás', se hizo pasar por un miembro del Gobierno para intentar estafar al empresario Javier Martínez de la Hidalga en la venta de una finca situada en Toledo llamada 'La Alamedilla'.





Rubén Eladio López, el entonces jefe del Grupo 9 de la Unidad Asuntos Internos de la Policía, ha sido el primero en comparecer y ha asegurado que empezaron a seguir a Gómez Iglesias por orden de Presidencia del Gobierno y de la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio de Interior. "(Marcelino) Martín Blas (el entonces jefe de Asuntos Internos) me lo encargó a mí", ha dicho.

En sus escritos de acusación inicial, la Fiscalía y la Abogacía del Estado pidieron para 'El Pequeño Nicolás' la pena de 6 años de prisión por presuntos delitos de estafa, falsedad documental y usurpación de funciones públicas. El fiscal, además, pidió inhabilitación especial para el sufragio pasivo y multa de 18.000 euros. La acusación popular de Podemos, por su parte, reclamó 12 años de cárcel.

El juicio de este martes ha empezado con las declaraciones de los policías porque la defensa ha pedido al tribunal que permitiese a Francisco Nicolás declarar al final del juicio --y no al principio, como estaba previsto--. La Fiscalía, la Abogacía del Estado y la acusación popular que ejerce Podemos no se han opuesto a que Gómez Iglesias declarase al final. El tribunal, finalmente, ha dicho que no tiene inconveniente en que comparezca en la sesión de mañana.

Según el Ministerio Público, en 2014 Gómez Iglesias se puso en contacto con el empresario Javier Martínez de la Hidalga, que estaba interesado en vender la finca 'La Alamedilla'. La Fiscalía sostiene que el acusado, en su estrategia para hacer creer al empresario que actuaba en nombre del Gobierno, alquiló vehículos de alta gama de color negro y con conductor, y se hizo con un lanza destellos tipo policial para colocarlo en dichos vehículos.

Además, el fiscal asegura que Gómez Iglesias elaboró varios documentos oficiales "mendaces" de Presidencia del Gobierno de España, Casa Real y el CNI, entre otros, en los que figuran los escudos de España y de dichas instituciones, así como otros logotipos y anagramas propios de los documentos oficiales, todos ellos obtenidos en Internet.

LOS SEGUIMIENTOS PREVIOS A LA DETENCIÓN

Este martes, los agentes han narrado cómo acudieron a la copistería en la que vieron a Gómez Iglesias con los documentos que tenía con membretes del Gobierno, cómo le siguieron cuando se reunió con Martínez de la Hidalga y cómo le detuvieron el 14 de octubre de 2014.

Los policías interrogados han subrayado que en aquella época Francisco Nicolás no tenía permiso de conducir y que llegó a alquilar varios vehículos de alta gama con conductor y lunas tintadas. "Se saltaron los semáforos en alguna ocasión", ha señalado uno de los agentes.

Según han relatado los policías, durante los seguimientos realizados antes de la detención constataron que el acusado poseía documentación con pegatinas de la Presidencia del Gobierno, pero tuvieron que esperar a que la entregase a un tercero; en este caso, Martínez de la Hidalga.

Una vez que Francisco Nicolás entregó los papeles con membretes del Ejecutivo, procedieron a avisar al empresario que podía estar siendo estafado. Rubén Eladio López ha asegurado que Martínez de la Hidalga les indicó a los policías que sabía que era una estafa, algo que el agente de Asuntos Internos considera que "ya es una denuncia" en sí misma. Gómez Iglesias, sin embargo, ha defendido siempre que no hubo estafa porque devolvió al empresario el dinero que éste le había dado.

LA VISITA AL BANCO

En el marco del juicio, también ha declarado como testigo un trabajador de la oficina bancaria a la que acudieron Gómez Iglesias y Martínez de la Hidalga para retirar dinero. Según la Fiscalía, ambos intentaron hacerse con medio millón de euros que tenía el empresario con su mujer en el banco.

El hombre ha relatado cómo le pidieron el efectivo y cómo les explicó que no era posible disponer de forma inmediata de la suma que requerían, aunque ha señalado que finalmente sí se fueron con dinero. "No recuerdo cuánto", ha dicho. Según las pesquisas, habrían sido unos 25.000 euros que acabaron en manos de 'El Pequeño Nicolás', aunque éste luego le devolvió el dinero al empresario.

El testigo ha asegurado que no recuerda si Francisco Nicolás dijo o no que era miembro del Gobierno. Ha indicado, sin embargo, que vio al joven hacer una llamada telefónica en la que preguntó por Soraya. "Pero no sé si era Soraya Sáez de Santamaría", ha añadido.

A preguntas de las acusaciones, el trabajador del banco ha precisado que el propio Martínez de la Hidalga fue quien le presentó a Gómez Iglesias "como alguien del Gobierno".

Según ha relatado, cree recordar que 'El Pequeño Nicolás', al intentar abrir una cuenta bancaria para transferirle el dinero del empresario, le dijo que no tenía nómina y que era "agente del CNI". El hombre ha subrayado que cuando revisó su DNI le llamó la atención la edad que tenía. "Era muy joven", ha dicho, al tiempo que ha señalado que sospechó de la operación porque, a su juicio, podía ser una estafa o una especie de "donación encubierta".

El testigo ha asegurado que aunque no informó a la Policía, sí aviso al equipo de seguridad para que alertaran al empresario.

Fuentes jurídicas han indicado que tres de los testigos citados al juicio de este martes no han acudido a la Audiencia Provincial de Madrid. Entre los ausentes figuran el propio Martínez de la Hidalga y su mujer. El tribunal deberá decidir si suspende la vista o si continúa sin sus declaraciones.