fbpx

La naturaleza, eje de la nueva exposición de Banco de España hasta febrero de 2023

La naturaleza, eje de la nueva exposición de Banco de España hasta febrero de 2023

Banco de España realiza un singular recorrido por la historia del bodegón en "Flores y frutos", la segunda muestra de su joven sala de exposiciones, que reflexiona sobre la representación de los elementos de la naturaleza con un viaje que comienza en el siglo XVII hasta nuestros días.





La muestra, que reúne medio centenar de pieza procedente de una treintena de artistas del siglo XVII hasta la actualidad, se inaugura este miércoles, 26 de octubre, y permanecerá abierta hasta febrero de 2023.

Dos piezas de Juan Van der Hamen, un pintor de origen flamenco afincado en la España del siglo XVII, son el punto central de "Flores y Frutos".

Se trata de "Pomona y Vertumno" (de Banco de España) y "Ofrenda a Flora" (del Museo del Prado). Esta exposición es una ocasión excepcional y única para verlas juntas y recién restauradas.

Llena de ricos detalles, ambas piezas son "las mejores" del pintor, según palabras de Yolanda Romero, comisaria de la muestra y conservadora de la colección de arte de Banco de España.

En su época, el pintor fue todo un superventas de bodegones pero "también quería ser reconocido" como retratista, por eso probablemente asimismo de ricos detalles de frutas y flores de ambas obras de tema mitológico, el artista dio gran protagonismo a las figuras humanas.

De hecho, uno de sus retratos más conocidos es el de Catalina de Erauso, conocida como la monja alférez, y catalogada como el primer retrato de una persona trans en la historia.

"Lope de Vega solía decir que la pintura de Van der Hamen perfeccionaba la naturaleza", ha dicho Ramos. Además de estas dos obras, la muestra cuenta con otras cuatro del artista y varios ejemplos de coetáneos (Juan de Arellano o Gabriel de la Corte), que dan fe del auge del bodegón en la España del siglo XVII.

Además de cuadros antiguos, la exposición se vale en su itinerario de artes decorativas -un jarrón o un reloj-, fotografías, tapices y hasta una vajilla pintada con flores y plantas de Antoni Muntadas, para revisar, sin intención exhaustiva, cómo han sido retratados los elementos naturales a lo largo de la historia.

"Tenemos la gran suerte de tener una colección que va del siglo XVI a la actualidad", ha señalado la comisaria. Y es que, el 80 por ciento de la colección son piezas de arte contemporáneo.

Así, "Flores y frutos" ha incluido en su recorrido obras de algunos de los artistas españoles más importantes del siglo XX, cuando el bodegón volvió a estar en auge. Se puede encontrar el retrato de un huevo de Joan Hernández Pijuan, un bodegón de Carmen Laffón de una ventana con un vaso o una pieza de Antonio Saura.

También hay trabajos mucho más recientes y de distinta procedencia como una fotografía de vegetales del artista Wolfgang Tillmans -que ahora cuenta con una exposición en el MOMA-, o los dibujos del artista yanomami Sheroanawe Hakihiiwe, que refleja las plantas del ecosistema que habita, en el Alto Orinoco de Venezuela.

Las fotografías de plantas de Joan Fontcuberta, un bodegón con elementos frutales de Sandra Gamarra o un ramo de flores frescas de María Loboda, en las que cada flor entraña algún significado negativo como "horror, desdén o odio", hablan de cómo el bodegón tiene un sentido más allá del que se muestra a primera vista, según la comisaria.

"Flores y frutos" es la segunda exposición de Banco de España en su joven sala de exposiciones -fue inaugurada el año pasado con una exposición sobre Goya y el retrato-, que nace con el objetivo de hacer una exposición al año con la que mostrar los fondos de su colección.