fbpx

Comunidad de Madrid

9.2°C
Overcast Clouds Humedad: 96%
Viernes
8.75°C / 10.77°C
Sábado
7.77°C / 11.64°C
Domingo
2.94°C / 7.41°C
Lunes
4.35°C / 7.61°C
Martes
7.48°C / 9.96°C
Miércoles
8.59°C / 11.96°C
Jueves
7.85°C / 9.68°C

La Universidad Francisco de Vitoria celebra un congreso para abordar los 'retos del periodismo en la era de la desinformación'

La Universidad Francisco de Vitoria celebra un congreso para abordar los 'retos del periodismo en la era de la desinformación'

La Universidad Francisco de Vitoria (UFV) celebró la pasada semana I Congreso Internacional de Periodismo UFV ‘Retos del periodismo en la era de la desinformación’, centrada en el periodismo y su función de servicio a la sociedad.





La ponencia de clausura ha corrido a cargo de José Luis Restán, presidente del Grupo Ábside Media y director editorial de COPE, quien ha reivindicado que “el periodismo tiene sentido solo si conocer la verdad es un bien”. Esta labor imprescindible se complica ante restos como el nuevo paradigma en el que se ha difundido una mentalidad “en la que lo que importa no es la verdad, sino lo que se siente como real, de esa forma, socialmente nos hacemos más tolerantes e inmunes a la mentira, lo que merma la capacidad de juicio crítico”.

Restán ha destacado que los periodistas no deben perder el hilo de nuestra humanidad, de forma que cuenten la realidad hasta el fondo. Pero ¿cómo contar esa realidad cuando lo que se comunica es el mal? “Podemos reconocer presente el dinamismo del bien, y sólo así mantenemos el hilo de oro de nuestra humanidad y no cedemos a la desesperación de que todo es puro caos y sinsentido. Porque reflejar eso sería comunicar una gran mentira”, ha asegurado. Y para conseguir mantener esa mirada esperanzadora y contribuir a construir una sociedad mejor, Restán ha compartido con los presentes una confesión: “en este oficio, amado y sufrido, no me sostienen los manuales de buenas prácticas (necesarios) ni la técnica (imprescindible), sino pertenecer a una compañía (en mi caso la de la comunidad cristiana, cada uno tiene que encontrar la suya y arraigar en ella) donde renace el coraje para tejer historias que desvelen que la vida siempre es un bien. Un bien que los comunicadores estamos llamados a cuidar con profunda responsabilidad”.

La primera parte de la jornada ha estado protagonizada por los académicos Nelson Costa Ribeiro, decano de la Facultad de ciencias Humanas de la Universidad Católica Portuguesa de Lisboa, Silvia Majó-Vázquez, de la Universidad de Oxford, Silvio Correia Santos, de la Universidad Coimbra (Portugal) e Isidro Catela, profesor de la Universidad Francisco de Vitoria.

En su intervención, Nelson Costa Ribeiro ha abordado de forma especial el fenómeno de la desinformación, especialmente propagada en redes sociales. Así, ha expuesto algunos ejemplos para diferenciar lo que es una desinformación voluntaria (disinformation) de una información errónea accidental (misinformation). Ante este nuevo escenario en el que “hay empresas que se dedican a propagar desinformación”, el modelo de publicación necesita cambiar, no puede primar la rapidez -la exclusiva- por encima del tratamiento de calidad -profundidad-. La solución propuesta por el doctor Costa Ribeiro es que las universidades enseñen a los alumnos nuevas vías para saber tratar la información, descartar y combatir desinformaciones e informaciones erróneas.

El resto de los académicos participaron en la mesa redonda “Periodismo y servicio a la sociedad”, en la que Isidro Catela, profesor de la Universidad Francisco de Vitoria, ha hecho especial hincapié en el carácter narrativo del ser humano y en la necesidad de preservar la salud de la sociedad mediante la transmisión de historias e información. Asimismo , ha comparado el exceso de información con “una rueda que nos impide seleccionar y comprender”, y ha llamado a los periodistas y futuros periodistas a enfocar su trabajo “de forma que no acabe en un punto final, sino en unos puntos suspensivos a partir de los cuales el lector pueda completar y comprender”. Para finalizar, el profesor ha reflexionado sobre el carácter humanístico que debe tener la universidad en su labor formadora.

Por su parte Silvia Majó-Vázquez, de la Universidad de Oxford, ha destacado la relevancia de los periodistas para la sociedad y para las democracias “los ciudadanos tienen atención limitada y necesitan tomar decisiones basándose en una información estructurada y organizada, la cual solo la ofrecen los periodistas”. Así, ha indicado que el periodismo se enfrenta, entre otros, a dos grandes retos digitales. El primero es el debilitamiento del poder de los medios de comunicación causado por la irrupción de las redes sociales en las que los ciudadanos tiene dificultad para identificar las fuentes reales. Y, en segundo lugar, el hecho de que la población consuma noticias principalmente a través de aplicaciones de mensajería, lo que ponen en juego el rol de los periodistas y dificulta establecer con ellos una relación.

En su intervención Silvio Correia Santos, de la Universidad Coimbra (Portugal), especializado en medios digitales, desinformación y alfabetización mediática, ha alertado que los movimientos populistas "están en contra de la libertad de prensa y están relacionados con el crecimiento de las noticias falsas y la desinformación". Así, en el marco de un crisis financiera y de confianza, el periodismo tiene que hacer frente al gran reto de conducir a la democracia.

Conclusiones del congreso

La jornada ha concluido con la exposición de las conclusiones alcanzadas en el I Congreso Internacional de Periodismo UFV, expuestas por Gabriel Sánchez, periodista y profesor de la UFV. En la era de la desinformación y la mentira, los directivos han trasladado que en el área del periodismo y negocio: El periodismo tiene que ser un negocio. Si no, no habrá buen periodismo. Para ello, los medios deben captar publicidad y el usuario debe pagar por los contenidos que consume. Además, la empresa debe abrirse a nuevos modelos de negocio para adaptar los contenidos a los nuevos formatos. ¿Cómo frenar la caída de ingresos? Ofreciendo buenos productos que sean atractivos para los anunciantes. Para garantizar la calidad del producto, hacer valer la profesionalidad y la independencia frente a la propaganda. El usuario necesita una referencia que le garantice la certeza y la autenticidad de que lo que está consumiendo es cierto.

Por su parte, los profesionales de la información han aprovechado este foro para denunciar que los poderes cercenan el ejercicio de la profesión; que el periodismo sufre porque está amenazada la democracia y la libertad de expresión en muchos países; y que la pérdida del monopolio de decidir qué información debe interesar a los lectores.

Y frente a estas denuncias, han aclarado que el periodismo no está en crisis. Está en crisis el modelo de distribución de las noticias; los medios de comunicación no fabrican las noticias falsas. Son los poderes públicos quienes las fabrican para contrarrestar el poder de la prensa; y que la función del periodista es la de disentir y buscar fuentes alternativas a las versiones oficiales, porque hay que disentir, verificar, confirmar, desmentir si lo que se nos está contando no se corresponde con la realidad.

Buscar la verdad, porque el periodismo es la conciencia crítica del poder.

Y todo esto se consigue superar con honestidad, honradez, objetividad, valor y con mucho trabajo; los mismos valores de siempre. Y esa responsabilidad se la han transmitido los profesores de la UFV a las nuevas generaciones de profesionales que han salido de las aulas, según valoraciones propias de los antiguos alumnos que ejercen de periodistas cualificados y que también han tenido voz en este I Congreso Internacional de Periodismo UFV.