fbpx

La plaza de la Emperatriz en Carabanchel recuperará en primavera su uso estancial y peatonal

La plaza de la Emperatriz en Carabanchel recuperará en primavera su uso estancial y peatonal





La plaza de la Emperatriz en Carabanchel Alto recuperará en primavera su uso estancial y peatonal tras una inversión municipal de 3,3 millones de euros con la que se buscará dotarla de calidad paisajística y ambiental necesaria para que sirva como referencia e identidad a los vecinos.

La delegada de Obras y Equipamientos, Paloma García Romero, acompañada del concejal de Carabanchel, Álvaro González, ha visitado este viernes los trabajos, según recoge el Consistorio en un comunicado.

La actuación incluye el desarrollo longitudinal de la plaza de la Emperatriz a través de la avenida de Carabanchel Alto hasta la estación de metro de Carabanchel y se extiende al entorno de la iglesia de San Pedro Apóstol, incluyendo la plaza Seis de Diciembre.

Se trata de un entorno en el que confluyen vías y espacios urbanos con un importante peso en la vida del distrito y con gran afluencia de peatones y tráfico rodado que, hasta ahora, carecía de espacios estanciales adecuados y en el que había limitaciones en materia de accesibilidad, asimismo de zonas degradadas e importantes barreras arquitectónicas.

Para dar solución a estas deficiencias, la reforma está implementando mejoras para su adecuación a los estándares de accesibilidad universal, así como una propuesta integral de renovación de los elementos de urbanización.

Así, el diseño del proyecto plantea la recuperación como plaza del espacio situado delante del campanario del siglo XVIII, ahora ocupado por estacionamientos en superficie. El nuevo espacio estará orientado al campanario, contará con zonas estanciales y una amplia área de albero y arbolado. De esta forma, no solo se gana una zona estancial y de encuentro, sino que se pone en valor la iglesia, lugar emblemático del distrito y testimonio patrimonial de su origen. MEJORA MOVILIDAD Y SOSTENIBILIDAD

Otro de los puntos clave de la reforma es la reconfiguración de la movilidad que mejorará la circulación en la avenida de Carabanchel Alto. Los itinerarios principales de paso se mantendrán y se consolidará el área peatonal de la plaza, lo que hará ganar espacio al viandante, que también contará con viarios de prioridad peatonal con plataforma única.

Además, desaparecerán todas las barreras arquitectónicas a través de rampas que salvarán los desniveles entre los distintos itinerarios. Asimismo, también dentro del ámbito de la movilidad, las secciones de los viales y los radios de giro estarán ordenados en función del tipo de viario.

El proyecto supondrá también mejoras en la sostenibilidad de la zona. Así, se realizará una renovación total del pavimento con la incorporación de una importante superficie de suelo drenante y se va a incorporar un nuevo sistema de alumbrado público de alta eficiencia energética. A estas medidas se sumará la plantación de nuevo arbolado de sombra y el completo ajardinamiento de los espacios estanciales, así como la renovación del mobiliario urbano.