fbpx

El proyecto para cubrir la M-30 será modificado para adaptarlo al nuevo sistema de gestión de túneles en Calle 30

El proyecto para cubrir la M-30 será modificado para adaptarlo al nuevo sistema de gestión de túneles en Calle 30

La Junta de Gobierno de la ciudad de Madrid ha dado luz verde este jueves a la modificación del proyecto de cubrimiento de la M-30 a su paso por el antiguo estadio Vicente Calderón para adaptarlo al nuevo sistema de gestión centralizada de los túneles de Madrid Calle 30, la sociedad que gestiona la explotación, conservación y mantenimiento de la vía de circunvalación.





Así lo ha señalado en rueda de prensa la portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, tras la reunión semanal de la Junta de Gobierno. Dicha modificación es necesaria porque se trata de un "hecho sobrevenido", al haberse adjudicado el proyecto de renovación de la gestión centralizada de los túneles de Madrid Calle 30 con posterioridad a la adjudicación del proyecto de cubrimiento de este tramo de la M-30.

El proyecto de cubrición contemplaba los equipos y la programación de estos para ser integrados en el antiguo sistema de gestión de Madrid Calle 30. Es por ello por lo que ahora se hace necesaria la incorporación de los equipos necesarios para la futura integración al nuevo sistema, así como la reelaboración de la ingeniería para adaptarla al cambio de tecnología previsto.

En cualquier caso, dado que el plazo para la finalización del proyecto de renovación de los sistemas de gestión de Madrid Calle 30 es superior al de finalización de la obra de cubrimiento, el tramo que se está cubriendo garantizará la plena operatividad y control remoto de las nuevas instalaciones y equipos del túnel hasta que sea posible integrarlas en el nuevo sistema de gestión centralizada.

La modificación supone un incremento de 6,3 millones de euros respecto al presupuesto de adjudicación, que fue de 46,4 millones de euros. En total, la inversión será de 52,7 millones de euros, cantidad un 23,8 % inferior al que fue el presupuesto base de licitación de la obra. En cuanto al plazo de los trabajos, la modificación no supone ningún cambio, ya que se mantiene la previsión de finalización para la primavera de 2023.