fbpx

Más de 15.000 dosis de refuerzo en la primera semana de vacunación de la cuarta dosis en la región

Más de 15.000 dosis de refuerzo en la primera semana de vacunación de la cuarta dosis en la región





La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha administrado más de 15.000 dosis de refuerzo en la primera semana de funcionamiento de la campaña para vacunar de la cuarta dosis contra el COVID-19, según ha indicado este lunes el consejero del ramo, Enrique Ruiz Escudero, durante una visita al Hospital Enfermera Isabel Zendal.

La campaña arrancó el pasado lunes, día 26, con la inoculación del suero en más de 700 residencias de personas mayores y centros de personas con discapacidad, en total 160.000, en línea con las recomendaciones acordadas en el Sistema Nacional de salud, priorizando la protección de los más vulnerables.

Desde su puesta en funcionamiento, más de 15.000 personas han recibido la segunda dosis de refuerzo a través de las Unidades de Atención a Residencias de Atención Primaria, Summa 112 y grupos de residencias concertados y privados.

En el caso de la Comunidad, la región contará con 1,7 millones de dosis de recuerdo de las nuevas vacunas de ARNm bivalentes, que generan mayor protección frente a las nuevas variantes de la cepa Ómicron.

La campaña se inicia con los usuarios de residencias de ancianos y discapacitados, con más de 70.000 personas residentes, atendiendo a los criterios de vulnerabilidad. Asimismo, se vacunará a los más de 90.000 trabajadores sociosanitarios y de las Unidades de Atención Domiciliaria (UAD).

EL ZENDAL, DESDE ESTE LUNES

Además de poder hacerlo en el mismo centro de trabajo, el personal sociosanitarios también podrá hacerlo a partir de este lunes en el Hospital público Enfermera Isabel Zendal, previa solicitud de cita previa en la web de la Comunidad.

El proceso de inmunización proseguirá en la Comunidad de Madrid a partir del 17 de octubre con la administración conjunta de la vacuna de la gripe y la segunda de refuerzo del COVID-19 a personas mayores de 60 años y menores esta edad con factores de riesgo, entre ellas, embarazadas o enfermos crónicos.

El objetivo de esta segunda dosis de refuerzo es disminuir la gravedad de la enfermedad y la mortalidad. Según la evidencia científica, con el paso del tiempo se produce una pérdida de la efectividad de las vacunas, especialmente en las personas mayores e inmunodeprimidas.