fbpx

Prendas y fotografías recorren los 40 años de trayectoria de Sybilla en una exposición en la Sala Canal hasta el 15 de enero

Prendas y fotografías recorren los 40 años de trayectoria de Sybilla en una exposición en la Sala Canal hasta el 15 de enero





La Comunidad de Madrid ha presentado este martes, en la Sala Canal de Isabel II de la capital, la exposición 'El hilo invisible', dedicada a la reconocida diseñadora española Sybilla con prendas y fotografías que recorren sus 40 años de trayectoria.

Se trata de la más grande realizada hasta la fecha sobre la obra de esta creadora e incluye más de 160 piezas entre prendas, fotografías y objetos de archivo. Podrá visitarse hasta el 15 de enero de 2023, con entrada gratuita, ha indicado el Gobierno autonómico en un comunicado.

La consejera de Cultura, Turismo y deporte, Marta Rivera de la Cruz, ha asistido a la inauguración de la muestra centrada en esta modista, considerada por muchos especialistas "como la más destacada de la moda española desde Cristóbal Balenciaga".

De hecho, la consejera ha alabado "la andadura creativa de Sybilla, que ha sabido envolver su trabajo en un aura mágica y poética, con una gran técnica en el uso de los tejidos que la eleva a la categoría de los grandes nombres en la historia de esta disciplina".

Comisariada por Laura Cerrato Mera, cuenta con unos 80 conjuntos de indumentaria y otros 80 documentos, entre fotografías, revistas, reportajes de prensa y otros objetos de archivo. Más de 160 obras que adentran al público en el universo de Sybilla a través de las cinco secciones en las que se articula: El hilo que hilvana, El hilo que urde, El hilo que trama, El hilo del tiempo y Un hilo de voz.

Las tres primeras secciones exhiben todas las piezas de indumentaria de la exposición, entre las que se encuentran sus vestidos más icónicos.

En ellas se presentan y ahondan esos códigos que, aunque mutables, acompañan a la creadora a lo largo de su trayectoria: el uso de tejidos cada vez más nobles y el dominio de la técnica, que dan lugar a "una producción única, armónica y en gran consonancia con la naturaleza".

La cuarta sección, El hilo del tiempo, desvela a través de diversos documentos su recorrido profesional. Una selección de recortes de prensa, revistas y fotografías pone de manifiesto su interés por narrar historias con sus creaciones.

Por ello, el trabajo con fotógrafos y diseñadores gráficos ha sido siempre importante para Sybilla, algo que le ha llevado a trabajar con artistas como Ouka Lele, Pepe Lamarca, Stèphane Sednaouí, Félix Valiente, Juan Gatti o Javier Vallhonrat.

Por último, el público asistente podrá disfrutar de Un hilo de voz, un vídeo documental proyectado en la última planta de la Sala Canal, que ahonda en el universo creativo de la diseñadora.

La exposición cuenta con un programa paralelo de actividades como visitas guiadas individuales y para grupos y encuentros con la comisaria.

Además, la Comunidad de Madrid, en colaboración con Ediciones El Viso, ha publicado un catálogo de la muestra que cuenta con textos de la propia Sybilla; Laura Cerrato; Valerie Steele, directora del Museum of Fashion Institute of Technology de Nueva York; y de Luis Arias, director de la firma Sybilla.

SOBRE SYBILLA

Sybilla Sorondo Mielzynska (1963), aunque nació en Nueva York y es hija de padre argentino y madre polaca, se considera española, madrileña y mallorquina de adopción.

El talento que posee la han hecho merecedora de reconocimientos como el Premio Balenciaga, el Premio de cultura de la Comunidad de Madrid, el Premio Nacional de Diseño y la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes, entre tantos otros.

Su trayectoria empezó en los años 80 en Madrid, como parte del movimiento conocido como La Movida madrileña. Su obra representó la llegada de la postmodernidad en el ámbito del diseño en España.

A finales de los 80 firmó contratos con Italia y Japón, dando el salto a la moda internacional. En los 90, a la vez que se retiró de las pasarelas, lanzó una segunda línea más juvenil, Jocomomola, así como Sybilla Noche y Sybilla Novias.

Su capacidad creadora salió del ámbito de la moda para participar en todo tipo de proyectos en relación con el diseño: ropa de cama, velas, menaje de hogar, etc.

En los 2000 se alejó de la moda occidental, para reaparecer en la década de los 10 con una propuesta utópica para el mundo de la moda del momento. A día de hoy, sigue presentando colecciones en Japón, donde tiene más de 40 puntos de venta.