fbpx

Comunidad de Madrid

9°C
Mist Humedad: 95%
Miércoles
8.08°C / 11.82°C
Jueves
7.71°C / 11.81°C
Viernes
9.43°C / 11.19°C
Sábado
6.94°C / 11.21°C
Domingo
3.2°C / 7.77°C
Lunes
2.37°C / 5.09°C
Martes
5.57°C / 11.9°C

El Ejecutivo madrileño destinará cincuenta y cinco millones de euros para la formación digital de trabajadores autónomos y pymes

El Ejecutivo madrileño destinará cincuenta y cinco millones de euros para la formación digital de trabajadores autónomos y pymes

Cincuenta y cinco millones de euros. Esta es la cifra que el gobierno de la Comunidad de Madrid destinará a la oferta formativa de carácter tecnológico-digital que irá dirigida tanto a los trabajadores autónomos como a las pequeñas y medianas empresas pertenecientes a la región.





Desde el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso entienden que se trata de una oportunidad clave para que el tejido empresarial pueda sobrellevar de una mejor manera las exigencias del mercado y mantener un alto índice de competitividad en el sector. La previsión apunta a que serán más de quince mil los beneficiados.

Talento Digital

La primera de las inversiones recaerá sobre los ciudadanos que se encuentran empleados y los que permanecen en la búsqueda de un puesto de trabajo, para quienes el gobierno autonómico ofrecerá el denominado Plan de Talento Digital, una iniciativa diseñada para poner remedio a la carencia de profesionales que presenta a día de hoy el sector de la tecnología. La idea en este sentido pasa por elaborar diferentes cursos de formación que sirvan para crear aquellos perfiles de trabajadores que las compañías del ramo necesitan.

El gran atractivo de este proyecto radica sobre todo en el tipo de convenio que la administración creará con las empresas implicadas, en el que se establece que estas tendrán la obligación de contratar a seis de cada diez alumnos en los cinco meses posteriores a la finalización del curso. Se trata de una propuesta que contará con una partida presupuestaria de veinte millones de euros y que llegará a más de diez mil personas interesadas.

Pequeño comercio

Por lo que respecta al escenario en el que se mueven las pymes actualmente, la Comunidad también destinará una ayuda económica para que estas empresas crezcan hacia la transformación digital y puedan así hacer frente a las nuevas demandas de consumo que plantean los usuarios. El objetivo prioritario es conseguir que estos negocios puedan conectarse mejor a los tiempos que corren.

En este caso, la dotación financiera que se ha destinado a poner en marcha esta iniciativa asciende a doce millones de euros, que se distribuirán entre lo que resta de año y el próximo 2023. A través de estos fondos los beneficiarios podrán realizar acciones de diversa índole, entre las que destacan la creación de aplicaciones móviles para la promoción de productos y servicios, el diseño de tiendas virtuales, la modernización de las pasarelas de pago o la implementación de herramientas de ciberseguridad.

Formación dirigida a los emprendedores

Tampoco faltará asistencia para quienes decidan lanzarse al mundo del emprendimiento. El Ejecutivo de Ayuso reserva entre sus actuaciones el reparto de bonos formativos valorados en tres mil quinientos euros para este tipo de perfil, siempre bajo la tentativa de que puedan avanzar en la optimización de la actividad que desarrollen. A partir de ahí, la idea de la administración madrileña pasa por establecer puentes de colaboración con las academias especializadas, donde los interesados podrán cursar diferentes módulos centrados en el ámbito empresarial.

Dentro de las materias sobre las que orbitará toda esta formación resaltan especialmente las de Sostenibilidad, donde se verán aspectos como el marketing medioambiental y la producción y el consumo circulares; las de Digitalización, que están enfocadas sobre todo a los ecommerces, la administración de contenidos y el análisis web; las de gestión, que se centran en los elementos jurídicos, la prevención de riesgos laborales y la solicitud de subvenciones; y otras que abordan contenidos relacionados con los recursos humanos y la distribución.

En la aplicación de este plan formativo dirigido a emprendedores y en el aprovechamiento de una tecnología como esta el Ejecutivo invertirá dieciocho millones de euros. El propósito es llegar a uno cinco mil interesados, preferiblemente de localidades con menos de treinta mil vecinos .

La tecnología más puntera

La mayoría de estos cursos podrá realizarse de manera online, a través de plataformas virtuales que asimismo disponen de un software específico que se ocupa de medir la progresión del alumno. Para ello suele usarse lo que se conoce como KPI’s (key performance indicator). Los KPI’s son indicadores de desempeño que ayudan a los entornos digitales a conocer el impacto que tienen algunas de sus acciones, por lo que se trata de una herramienta muy útil para las estrategias de marketing. Si bien es cierto que en estos cursos su aplicación está enfocada a conocer cuáles son los puntos fuertes y débiles del alumnado, también se emplea mucho en las redes sociales y las plataformas de juegos de azar.

En el primero de los casos, las principales compañías recurren a los KPI’s en sus redes para cuantificar el grado de interacción que suscitan algunas publicaciones, poniendo el foco sobre todo en la cantidad de seguidores, suscriptores, comentarios, menciones o compartidos que se genera. El monitoreo y posterior estudio de este tipo de información resulta muy efectiva cuando se trata de elegir la línea de estilo más acertada en cada publicación, intentando siempre un mayor atractivo entre los usuarios.

También los portales dedicados al juego en Internet se han especializado en aprovechar esta forma de medición que se caracteriza por ser imparcial y fiable. De hecho, si un casino nuevo trata de ser competitivo en la red debe aplicar una estrategia de maniobras fundada en la implementación de KPI’s. Estos se encargan de poner en marcha un minucioso análisis que ayuda a conocer, entre otras cosas, cuál es el rendimiento de una sala de juego, atendiendo fundamentalmente a dos indicadores: el financiero y el que atañe al tráfico web. De esta forma, los casinos pueden valorar con más precisión factores como los ingresos que se perciben por cada usuario, la cantidad de nuevos jugadores que llevan a cabo su primer depósito o el porcentaje de abandono que se han dado en sesiones concretas. Ante posibilidades de esta índole, no resulta extraño que el gobierno autonómico haya tomado buena nota de ello.