fbpx

Las siete atracciones que no te debes perder en una escapada a Madrid

1x1
Las siete atracciones que no te debes perder en una escapada a Madrid

Hoy te traemos siete lugares que no te puedes perder si visitas la capital de España.

1. Espectáculo Flamenco. 

Si no sabes a dónde ir en Madrid por la noche, planea experimentar un vibrante espectáculo de flamenco. Las instituciones que cuentan con un escenario en el que tienen lugar dichas representaciones se denominan tablaos. 

Entre los lugares a visitar para experimentar el arte tradicional del cante y el baile se encuentran el tablao más antiguo, Corral de la Morería, así como Casa Patas, Cardamomo Flamenco y el Tablao de la Villa. Muchos tablaos se pueden encontrar en el centro de la ciudad. La mayoría de ellos te permiten tomar fotos, pero es mejor consultar con el personal de antemano.

2. Centro Cultural La Casa Encendida.

El centro social y cultural La Casa Encendida es un espacio de arte abierto que acoge exposiciones, seminarios, proyecciones de películas y espectáculos diversos. El edificio del centro fue diseñado a finales del siglo XIX. 

La estructura se levantó alrededor del patio central. El edificio, realizado en una combinación de estilos arquitectónicos italiano y neomudéjar, tiene una fachada simétrica y elementos decorativos que lo distinguen de otros edificios de la época. Vale la pena venir aquí para admirar la belleza única del hito arquitectónico y ver uno de los eventos interesantes en el campo del arte.

3. Teleférico de Madrid. 

Una gran oportunidad de ver Madrid a vista de pájaro es montar en el teleférico de Madrid. Transcurre entre los parques Oeste y Casa de Campo, recorriendo una distancia de 2,5 kilómetros en unos 11 minutos. 

Durante el viaje, los pasajeros se elevan a una altura de 40 metros sobre el suelo, teniendo la oportunidad de ver los paisajes pintorescos y muchos lugares de interés de la ciudad. La atracción es perfecta para familias.

4. Palacio de Liria.

Otra obra maestra arquitectónica de la que puede presumir la capital española es el magnífico Palacio de Liria, construido a finales del siglo XVIII en estilo neoclásico. En su creación participaron los famosos arquitectos españoles Francesco Sabatini y Ventura Rodríguez. 

Algunos elementos decorativos del edificio recuerdan al Palacio Real. Durante la guerra civil, el edificio de Liria fue parcialmente destruido por los bombardeos, siendo restaurado solo 20 años después. 

Uno de los principales tesoros del palacio es una gran colección de obras de arte de artistas y escultores famosos: Goya, Rembrandt, Tiziano; así como una biblioteca con manuscritos únicos de escritores famosos: Cristóbal Colón y Jean-Jacques Rousseau.

5. Calle de Fuencarral.

La calle peatonal Calle de Fuencarral, que se extiende 1500 metros al norte entre la Gran Vía y el monumento circular de Quevedo, es una popular atracción turística en Madrid. Alberga docenas de tiendas de moda, boutiques y salones de belleza, así como muchos cafés, bares y restaurantes

Al ir de compras, encontrará ropa y accesorios de alta calidad, y caminando por la noche, puede sumergirse en el ambiente extraordinario y sentir el sabor único de este lugar.

6. Plaza de Las Ventas.

La famosa plaza de toros de Las Ventas es una de las señas de identidad de Madrid y tiene un gran significado cultural para el país. Se encuentra en un lujoso edificio monumental construido en estilo neomudéjar en 1929. En su fachada se disponen en mosaico los escudos de armas de todas las provincias de España. 

De marzo a octubre, aquí se celebran las famosas corridas de toros, y el resto del tiempo, varios conciertos y actuaciones. Frente al ruedo de Las Ventas, hay monumentos a los toreros muertos y otros personajes ilustres. 

También en 1951 se inauguró aquí el Museo Taurino, donde ahora se pueden ver exposiciones relacionadas con este tipo de lidia.

7. Palacio Longoria.

El lujoso Palacio Longoria es un vívido ejemplo de un edificio de estilo Art Nouveau. Este es uno de esos lugares de visita obligada en Madrid para los amantes de la arquitectura. El palacio fue construido durante dos años, de 1902 a 1904. 

Mirando este edificio increíblemente hermoso y complejo, es difícil creer que el trabajo tomó tan poco tiempo. Cuenta con abundancia de todo tipo de elementos decorativos, estampados y voluminosos adornos florales en la arquitectura del palacio. 

Se utilizó piedra natural como material de acabado. El último piso del edificio está coronado por una cúpula de vidrio, a través de la cual penetra bellamente la luz. Actualmente, el Palacio Longoria es la sede de la organización de la Sociedad Española de Autores y Editores (SGAE).