fbpx

El verano fue el más cálido en la región desde hace 61 años y el otoño se espera más caluroso de lo habitual

1x1
El verano fue el más cálido en la región desde hace 61 años y el otoño se espera más caluroso de lo habitual

 El verano meteorológico de 2022 --junio, julio y agosto-- en la Comunidad de Madrid fue el más cálido desde el inicio de la serie histórica hace 61 años, con casi tres grados más de lo habitual, y con menos precipitaciones de lo normal.

Así lo han resumido este mediodía el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología en Madrid (AEMET), Miguel Ángel Pelacho Aja, y el técnico de la Agencia Ricardo Torrijos. Concretamente, hubo una temperatura media de 25,4 grados, 2,8 por encima del valor de la media entre 1981 y 2010. La media de las máxima fue de 33,2 grados centígrados (2,8 más de lo habitual) y la media de las mínimas fue de 17,7 (+2,9ºC).

Por meses, junio fue muy cálido, con una ola de calor y una media de temperaturas de 22,2 grados, 2,2 más de lo normal. La máxima se registró en Arganda del Rey el día 17 y la mínima en Rascafría el día 21, con 3,7 grados. Julio fue un mes extremadamente cálido, con una temperatura media en la región de 27,6 grados, 3,7 más que la serie comparativa. La Comunidad soportó la segunda ola de calor, con una máxima de 43,7 grados el día 14 en Arganda y una mínima de 4,6 grados en Rascafría el día 1.

Agosto fue también extremadamente caluroso, con una temperatura media de 26 grados y con una nueva ola de calor, donde se registró la máxima madrileña en Arganda el día 2 de 40,6 grados. La mínima se anotó en Navacerrada el día 18, con 5,5 grados.

Entre otras efemérides, destacamos que en la estación de Retiro ha sido el verano más cálido de la serie histórica que comienza en 1920. En Navacerrada, ha sido el verano más cálido de la serie histórica que comienza en 1946, y el más seco de la serie de datos. En las estaciones de Cuatro Vientos, Getafe y Barajas, que empezaron a registrase datos en 1951, lo mismo.

Las precipitaciones mayores fueron de origen tormentoso y se dieron en Pozuelo de Alarcón el día 6 de julio, con 7 litros por metro cuadrado, en Retiro 5,5 litros el mismo día, en Valdemorillo 6,2 litros el 30 de julio, en Alcalá de Henares 16 l/m2 el 2 de agosto y en Valdemorillo 13.6 el mismo día.

PREDICCIÓN PRÓXIMOS 10 DÍAS

Para los próximos dos días se esperan temperaturas por encima de lo normal. A partir del miércoles por la tarde podrían empezar a bajar las temperaturas progresivamente y, de forma más acusada, el fin de semana. Las temperaturas pueden pasar de valores algo más cálidos de lo normal a registros por debajo de lo habitual para la época del año al final de esta semana y comienzo de la que viene.

Podría haber chubascos los próximos días en la Sierra, que podrían ser localmente fuertes. A partir del miércoles, dichos chubascos se podrían extender al resto de la Comunidad de Madrid.

De momento hay bastante incertidumbre en cuanto al comienzo e intensidad de las mismas y habrá que concretarlo en las próximas predicciones y salidas de los modelos numéricos de predicción. Es posible que dicha inestabilidad termine al comienzo de la semana próxima, según los técnicos de la Aemet.

PREDICCIÓN ESTACIONAL

Respecto al pronóstico para otoño, Miguel Ángel Pelacho, ha señalado que, "con todas las incertidumbre y precauciones asociadas a este tipo de precipitaciones en nuestras latitudes", esperan para los próximos tres meses haya una probabilidad moderada de que las temperaturas sean más cálidas en Madrid.

Para ese mismo período, no hay una señal muy clara, en cuanto al carácter de la precipitación en nuestra región. "Estamos empezando bien septiembre en cuanto a las lluvias, pero las predicciones no podemos todavía confirmar teniendo en cuenta de la gran sequía que se va acumulando en la comunidad", ha dicho.

Por su parte, Torrijos ha explicado que las variables de los últimos años indican que empieza antes el verano y se extiende más, aunque este verano "ha sido más excepcional y la tendencia ha sido más generalizada", con unas olas de calor que se han prolongado mucho más de lo normal.