fbpx

Técnicos de Edificación se desplazan al lugar de la explosión en Malasaña tras verificarse daños estructurales

1x1
 Técnicos de Edificación se desplazan al lugar de la explosión en Malasaña tras verificarse daños estructurales

Técnicos de la Dirección General Edificación del Ayuntamiento de Madrid se desplazan en estos momentos a la calle San Vicente Ferrer, en Malasaña, ante la existencia de daños estructurales causados por la explosión en el bajo del número 28 de dicha vía.

Así lo ha trasladado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, en declaraciones a los medios de comunicación, donde ha indicado que "parece que hay daños estructurales" y que "se dirigen hacia allí técnicos de la Dirección General de Edificación para ver si es necesario realojos".

Carabante ha precisado que no se trata de un derrumbe "pero sí se ha verificado por parte de las cinco dotaciones de bomberos, que hay daños estructurales en el propio edificio". "Una vez propagado el incendio a la primera planta se ha verificado ese daño estructural", ha apostillado.

Los hechos se han ocurrido sobre las 10.45 horas de este viernes. La deflagración ha destrozado el local, provocando un pequeño derrumbamiento, la rotura de los cristales, la puerta y cascotes, que han saltado a la calle.

Los sanitarios del Samur-Protección Civil han atendido a una mujer de unos 70 años con quemaduras en el 25 por ciento de su cuerpo. Tras haber sido rescatada, ha sido asistida, intubada y trasladada grave al Hospital de la Paz de Madrid. También ha sufrido colisiones un hombre de mediana edad, pero su estado no es grave. Puede haber más heridos menores.

Hasta el lugar han llegado Bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que están trabajando en el punto sofocando un incendio posterior a la explosión. El fuego ha afectado a la parte baja y primera del número 28 y a los dos locales colindantes. Han sido desalojados todos los residentes de las viviendas del número 28 y 30. Ahora revisarán la estructura del edificio.

Por su parte, agentes de la Policía Municipal y Nacional están trabajando en la zona, que ha sido acordonada. Se recomienda no circular por el barrio. Todo apunta a que se trate de un escape de gas.