fbpx

A juicio el crimen de una adolescente en Alcorcón asesinada por la novia de su expareja

1x1
A juicio el crimen de una adolescente en Alcorcón asesinada por la novia de su expareja

La Audiencia Provincial de Madrid celebra a partir de este lunes el juicio por el asesinato de Denisa Dragan, la adolescente de 17 años que fue asesinada por celos el 25 de noviembre de 2018 en la puerta de un local en Alcorcón.

En el banquillo de los acusados se sentará Rocío M. y su pareja Mario T., quienes se enfrentan a una petición fiscal de 26 y 20 años de cárcel. Un jurado popular será el encargado de dictaminar sobre los hechos objeto de la acusación. El juicio concluirá el próximo 23 de septiembre.

A la 'Golosina', como se conoce a la acusada, se la juzgará por un delito de asesinato, acoso moral y dos delitos de amenazas, mientras al que al que fuera su pareja por asesinato en concepto de cooperador necesario.

El informe forense refleja que cuando la acusada asestó dos puñaladas a la víctima en el abdomen presentaba un trastorno "límite" de personalidad "y un patrón abusivo de consumo de sustancias, pero que dichas alternaciones no afectan sus capacidades cognitivas y volitivas en relación a los hechos".

Denisa, que tuvo como pareja al acusado, murió de un puñalada la noche del 25 de noviembre de 2018 en la confluencia de la calle Desmonte con la calle Cuenca de Alcorcón. La joven estaba en un local cuando alguien llamó a la puerta.

Nada más abrir, recibió la agresión mortal. La Policía encontró el arma homicida en un contenedor cercano a la calle donde sucedieron los hecho.

Según el fiscal, meses antes recibió amenazas de muerte por parte de la acusada a través de mensajes de WhatsApp y llamadas efectuadas con número privado.

Alguno de los mensajes no solo tenía como objetivo molestar o perjudicar a la fallecida, "sino que tenían el propósito directo de amedrentarla". Y es que la acusada le amenazaba a través de las redes sociales "y le decía que no iba a parar hasta verla muerta".

Así, el 2 de septiembre de 2018, le envió a la expareja de su novio el siguiente mensaje: "Te voy a romper la cabeza por todo lo que me has llamado sin conocerme, vale. Tú me has llamado yonqui, me has llamado come bolsas (...) Voy a ir y te voy a matar, y ya está. Y aunque no te mate, te voy a pegar y hasta que no te dé lo tuyo no voy a parar porque yo soy así".

Una amiga testificó ante la juez que en el momento de los hechos estaba hablando con la víctima por el móvil y le escuchó comentar: ¡Rocío, qué vas a hacer!.

Rocío, de 19 años, fue detenida en el municipio de Ventas de Retamosa, en Toledo. Usó a Mario, su entonces pareja, como coartada alegando que el día del crimen estuvo con él toda la noche en el coche.