fbpx

La Comunidad y Delegación supervisan los dispositivos de las fiestas de Pozuelo y Alcorcón para evitar altercados

1x1
La Comunidad y Delegación supervisan los dispositivos de las fiestas de Pozuelo y Alcorcón para evitar altercados

La Comunidad de Madrid y la Delegación de Gobierno en Madrid han revisado de forma conjunta el dispositivo policial que se desplegará en las próximas fiestas patronales de Pozuelo y Alcorcón para evitar altercados como los que se produjeron el pasado fin de semana en Alcalá de Henares.

Los fuertes disturbios de la noche del pasado sábado se saldaron con cuatro agentes de la Policía Nacional malheridos, coches policiales destrozados, contenedores quemados y multitud de desperfectos en el mobiliario urbano. El único detenido, presunto integrante de la banda de los Trinitarios, salió en libertad con medidas cautelares. La investigación sigue abierta y no se descantan más detenidos.

Para evitar este tipo de incidentes, los municipios en riesgo convocan juntas locales de seguridad para una evaluación del dispositivo a desplegar entre la Delegación de Gobierno, la Comunidad de Madrid y el ayuntamiento en cuestión.

En estas reuniones entre administraciones se supervisa de manera conjunta el operativo policial y se comprueba si está correctamente dimensionado en función del riesgo. Con ello, se persigue detectar posibles errores o debilidades y fijar por parte de las tres administraciones una coordinación.

Colmenar Viejo y Torrejón convocaron para sus pasadas fiestas la celebración de estas juntas. Ayer, se revisó el dispositivo para las fiestas de Aranjuez, que se celebrarán del 2 al próximo 5 de septiembre.

El departamento que dirige Enrique López y la Delegación de Gobierno han supervisado recientemente los dispositivos policiales para las fiestas de Alcorcón y Pozuelo, que se celebran en los próximos días.

En las pasadas fiestas de Alcorcón, agentes antidisturbios de la Policía Nacional se vieron obligados a cargar contra unos 200 jóvenes que estaban provocando altercados tras la celebración de un botellón.

En febrero de 2009, las fiestas de Pozuelo vivieron una batalla campal que acabó con más de una veintena de jóvenes detenidos y diez policías heridos.

Esta semana, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, Enrique López, ha hecho hincapié en que Madrid requiere de una permanente atención, ya que en verano no se vacía, por lo que ha pedido al Gobierno, a través de la Delegación de Gobierno, que tenga en cuenta esta circunstancia.