fbpx

La Policía Municipal de Madrid ha intervenido desde 2020 en 256 narcopisos y narcochabolas, con más de mil detenidos

1x1
La Policía Municipal de Madrid ha intervenido desde 2020 en 256 narcopisos y narcochabolas, con más de mil detenidos

La Policía Municipal de Madrid ha intervenido desde 2020 en un total de 256 infraviviendas y viviendas de la ciudad donde se vendía y se consumía droga, con casi 1.100 detenidos en estas operaciones, normalmente llevadas a cabo en colaboración con Policía Nacional.

En estos dos años y medio transcurridos, la Policía Municipal de Madrid ha interpuesto en la capital de más de 16.100 denuncias por tenencia de drogas, así como más de 3.300 por consumo de sustancias estupefacientes.

La delegada de Seguridad y Emergencias y portavoz del Ayuntamiento, Inmaculada Sanz, ha hecho públicos estos datos tras una reunión celebrada en la Jefatura de la Policía Municipal para repasar el trabajo del Cuerpo en la erradicación de la venta y el consumo de drogas tanto en infraviviendas de los poblados chabolistas como en viviendas en altura ('narcopisos'), así como la detención de sus responsables.

Sanz ha sido informada por el comisario principal, Fernando Martín, y por el comisario de Seguridad Ciudadana, Andrés González, acompañada por el coordinador general de Seguridad y Emergencias del Consistorio, Javier Hernández.

IMPORTANCIA DE LA COLABORACIÓN CON VECINOS Y ADMINISTRACIONES

Las denuncias vecinales son claves en la intervención en las viviendas donde se vende droga ('narcopisos'), cada vez más ubicados en inmuebles 'okupados' con el objetivo de dificultar la actuación policial y tras la paulatina desaparición, año a año, de algunos de los más importantes poblados chabolistas del extrarradio de la capital.

De este modo, desde 2020, Policía Municipal ha recibido unas 170 reclamaciones vecinales por estos hechos delictivos, que le han permitido iniciar las diligencias para poder erradicar esos puntos de venta y consumo de estupefacientes.

La delegada y portavoz municipal, asimismo , ha resaltado también la "decisiva colaboración" entre administraciones y cuerpos policiales (Policía Municipal y Cuerpo Nacional de Policía) y entre los diferentes servicios municipales, puesto que en la ejecución de estos operativos participan diferentes departamentos del Ayuntamiento como los de Disciplina Urbanística (Área de Desarrollo Urbano), Samur Social (Área de Familias, Igualdad y bienestar Social) y SELUR (Área de Medio Ambiente y Movilidad), y todo en estrecha relación con los juzgados.

INTERVENCIONES MÁS DESTACADAS

En estos dos años y medio, la Policía Municipal ha participado en intervenciones en diferente distritos de la ciudad para combatir la venta de droga. Entre las intervenciones más destacadas, las llevadas a cabo en la UVA de Hortaleza, con entradas y registros en 11 domicilios, con 29 detenidos y 5 viviendas 'okupadas' desalojadas y devueltas al IVIMA (la promotora de vivienda pública regional).

En Villaverde se ha llevado a cabo un intenso trabajo policial, especialmente en las inmediaciones del polígono Marconi y San Cristóbal, hasta lograr desmantelar la práctica totalidad de infraviviendas y naves donde se vendía y consumía droga, aunque se vigila intensamente para evitar que se reproduzcan nuevos asentamientos.

En este tiempo se ha actuado en este distrito contra más de 60 de estas infraviviendas y de pequeñas construcciones, en 70 chamizos donde se consumía (con desalojos y derribos posteriores), en dos naves 'okupadas' donde se vendía y consumía (con decenas de personas desalojadas) y en unos 15 'narcopisos'.

"En Villaverde prácticamente se ha erradico esas situaciones actualmente pero sabemos, como ha ocurrido en otras ocasiones, que es probable que vuelvan a proliferar y estaremos atentos a esas situaciones para erradicarlas", ha señalado la edil.

También se han llevado a cabo diferentes intervenciones conjuntas con Policía Nacional en Tetuán: las Operaciones 'Juliana' (10 detenidos por delitos contra la salud pública, usurpación de inmueble y organización criminal), 'Laberinto' (10 detenidos, delitos contra la salud pública, organización criminal y fraude de fluido eléctrico), 'Peralta' (2 detenidos contra la salud pública), 'Caoba' y 'Quicio' (6 detenidos, pertenecientes a bandas juveniles, con armas cortas).

El sector VI de la Cañada Real (Villa de Vallecas), además, sigue siendo un importante foco y hay muchas intervenciones policiales. "Están absolutamente preparados para las circunstancias que se pueden dar. Tenemos operaciones en marcha importantes que van a dar frutos próximamente", ha añadido Inmaculada Sanz.

DE POBLADOS A NARCOPISOS

La delegada de Seguridad de Madrid ha explicado que en los últimos años ha habido una evolución de las grandes ventas de drogas en la capital, que ha pasado de poblados como la Cañada Real a pisos en altura, algo que complica la intervención judicial, y a la usurpación de pisos para dedicarlos a almacenar y trapichear con drogas.

Por ello, Sanz apuesta por endurecer las leyes sobre okupación, con cambios legislativos "que ayuden a la Policía a realizar su trabajo". "Cualquier okupación es un hecho delictivo y tiene que estar penado y rechazado socialmente porque supone muchas molestias para los vecinos, además de la agresión a la propiedad privada. Hay que agilizar los trámites para la desokupación y endurecer las penas", ha indicado.

La también portavoz municipal ha señalado que en algunos casos esos narcopisos están dirigidos o controlados por pandilleros, que los utilizan como fuente de financiación de la banda. Respecto a los consumidores, ven desde aquellos toxicómanos cronificados hasta casos de menores.

Sobre las bandas juveniles violentas, la Policía Municipal ha notado el aumento de la incorporación de muchos menores de edad. "Por eso vamos a hacer refuerzo de las plantillas de Agentes Tutores, con labor fundamental en parques y son los primeros ojos que detectan primeras radicalizaciones y entrada a las bandas".

Por su parte, Andrés González, comisario de Seguridad Ciudadana del Cuerpo Local, ha destacado la prolija investigación para llevar a cabo las actuaciones en estos narcopisos, ya que sus propietarios suelen ser personas jurídicas, "lo que dificulta la entrada". También ha revelado que cualquier tipo de narcopiso necesita la más mínima organización: vigilancia, captación, compra y venta de drogas.

Actualmente tienen una operación en marcha con Vigilancia aduanera y van a empezar a detectar sustancias en establecimientos tipo 'coffe shop'. "Estamos desplegados en todos los distritos, también a caballo en la Cañada Real. Seguimos trabajando, en una situación complicada de resolver, junto con Policía Nacional. Y los resultados superan con creces la demanda de los casos que nos están entrando", ha indicado González.