fbpx

El Papa Francisco unifica en el IOR la gestión de todos los inmuebles del Vaticano

1x1
El Papa Francisco unifica en el IOR la gestión de todos los inmuebles del Vaticano

Un breve rescripto del Papa Francisco publicado en L'Osservatore Romano especifica que el Instituto para las Obras de Religión (IOR) tiene competencia exclusiva para la gestión y que los dicasterios, oficinas y organismos afines de la Santa Sede deben transferir allí todos los activos financieros y la liquidez.

El Instituto para las Obras de Religión tendrá jurisdicción exclusiva sobre la gestión de los bienes y se convertirá en el custodio de todos los bienes muebles de la Santa Sede y de las instituciones relacionadas. Así lo establece un rescripto del Papa Francisco publicado en L'Osservatore Romano.

Francisco establece que el rescripto "tiene el carácter de una interpretación auténtica de las disposiciones vigentes y tiene una fuerza firme y estable, no obstante cualquier cosa en contrario, aunque sea anterior al rescripto o se refiera específicamente a cosas especiales". El punto central del texto papal es el artículo 219, párrafo 3 de la Constitución sobre la Curia Praedicate evangelium, que debe interpretarse "en el sentido de que la actividad de gestor patrimonial y custodio del patrimonio mueble de la Santa Sede y de las instituciones vinculadas a la Santa Sede es responsabilidad exclusiva del Instituto para las Obras de Religión".

Por ello, la Santa Sede y las instituciones afines "que posean activos financieros y activos líquidos, cualquiera que sea la forma en que los tengan, en instituciones financieras distintas del IOR, deberán informar al IOR y transferirlos a este lo antes posible en un plazo de 30 días a partir del 1 de septiembre de 2022". El rescripto papal entra en vigor inmediatamente, con su publicación en el diario de la Santa Sede.