fbpx

Salus Mayores, el centro de día preferido por los mayores

1x1
Salus Mayores, el centro de día preferido por los mayores

El ritmo de vida que llevamos hace que cuidar de nuestros mayores sea, por desgracia, cada vez más complicado.

Por eso, con el fin de ayudar a las familias en todo lo posible, ha surgido la figura del centro de día para mayores.

Madrid tiene muchos tanto en la ciudad como en los pueblos, pero lo cierto es que unos de los que más demanda tienen son los de Salus Mayores, localizados en Pozuelo, en la zona de Ríos Rosas y en Chamartín.

Qué es un centro de día

Muchas personas tienen a su cuidado a sus mayores y se resisten a llevarlos a una residencia, pero a la vez no se pueden hacer cargo de ellos durante el horario laboral.

Así, un centro de día es un lugar en el que se deja a los ancianos en un horario que puede ir de 8:00 a 19:00 h, dependiendo del lugar y de nuestras necesidades, para que vengan a dormir a casa durante los días laborables, permaneciendo en el domicilio los fines de semana.

En ellos, y esto siempre dependiendo de cómo sea este centro, se suelen llevar a cabo todo tipo de actividades adaptadas a las capacidades de las personas que acuden allí, como juegos, excursiones, rehabilitación, terapia ocupacional, paseos, etc.

Salus Mayores tiene unos de los mejores centros de Madrid

Salus Mayores posee algunos de los centros de día más demandados de Madrid, ya que como centro de día concertado pueden dar unas prestaciones de primer nivel, que por desgracia no se suelen encontrar en los públicos.

Que sea concertado significa que el usuario solo paga una parte del coste, puesto que el resto lo aporta la Comunidad de Madrid después de solicitar una plaza, teniendo así una ayuda que pueden pedir los especialistas de Salus Mayores.

Lo que diferencia a estos centros de otros es su enorme catálogo de servicios, que comienza con la recogida de los mayores en casa en vehículos adaptados, y sigue ofreciéndoles todo tipo de distracciones una vez que llegan al lugar en donde van a pasar el día.

Hay que dejar claro que estos sitios no son para aparcar a los mayores, o al menos no deberían serlo nunca. De hecho, gracias a los talleres y terapias que se llevan a cabo en ellos, los ancianos pueden ver cómo su salud mejora.

¿Por qué son tan importantes?

Su relevancia radica en que evitan que nuestros ancianos terminen viviendo en una residencia, retrasando ese momento lo máximo posible o eludiéndolo, pudiendo convivir con su familia por las tardes y los fines de semana, durmiendo a diario en su casa.

Este contacto con sus parientes cercanos hace mucho por su salud, sobre todo por la mental, que no se resiente como cuando van a una residencia de manera definitiva.

Un centro de día del tipo de los que ofrecen en Salus Mayores es la salvación para muchas familias, pues encuentran en ellos la manera de conciliar la vida familiar con la laboral, lo cual no es nada sencillo cuando tenemos ancianos a nuestro cargo.