fbpx

Osoro apela en su homilía de La Paloma a ser "humildes" y a contribuir con "valores reales a la humanidad"

1x1
Osoro apela en su homilía de La Paloma a ser

 El cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha apelado este lunes durante la homilía por la festividad de la Virgen de La Paloma a ser "humildes" y a contribuir con "valores reales a la humanidad", en un momento en el que "hay guerras y migraciones" y en el que "la historia de los hombres requiere que repensemos la vida desde Dios".

"Este momento de la historia de los hombres requiere que repensemos la vida desde Dios. No bastan nuestros pensamientos para entender lo que nos sucede: hay guerras y migraciones, nos desentendemos los unos de los otros, buscamos el poder no para servir sino para servirnos de él, no miramos de frente muchas situaciones (...). Pero también hay grandes esfuerzos para dar salidas y resolver los problemas humanos", ha lanzado Osoro.

Osoro ha recordado que "Madrid ha sabido regalar el rostro de Dios a quienes aquí llegaban y también a través de quienes de aquí salían". "¿Seremos capaces de que en esta gran ciudad, con historia, contemporaneidad y modernidad, el humanismo cristiano esté presente", se ha preguntado.

Así, ha instado ante esta humanidad "llena de contradicciones" a ser conscientes de que estamos en este mundo para "acercar la Buena Noticia". "La misma que, con la Encarnación, se entregó de una vez para siempre, se hizo visible en esta historia y ha marcado a tantos hombres y mujeres que dieron gloria a Dios y mostraron con sus vidas y acciones el rostro de Dios", ha señalado.

"Queridos hermanos, no dejemos a Dios, no nos distanciemos de quien nos da la luz, de quien nos hace entrar dentro de nosotros mismos, de quien nos manifiesta un camino que seguir", ha expuesto Osoro.

Como parte de esta homilía, Ossoro ha señalado que "el Señor nos acoge a todos los hombres, también a los rechazados". "La misericordia, que no el reproche, obra milagros".

En esta línea, ha recomendado a cada uno, como protagonistas de esta nueva época, "no te calles lo que has oído y has vivido, imita a nuestra Madre María y proclama la grandeza de Dios (...). "Sé humilde, pues no eres más que otros, pero te ha elegido a ti para portar su mensaje de salvación y decir a los hombres: Cristo es el Camino, la Verdad y la Vida", ha dicho.