fbpx

Estas son las principales características de los gatos

1x1
Estas son las principales características de los gatos

Se ha convertido en uno de los animales de compañía más queridos pero, ¿cuánto sabes sobre él? Desde un punto de vista físico, nos encontramos con un animal mamífero y cuadrúpedo con cola.

No obstante, no todos la poseen, por ejemplo, el gato de Manx carece de ella. Además, poseen garras retráctiles y pelo. En total su esqueleto está compuesto por más de 230 huesos, algo que le proporciona una estructura aerodinámica y altamente flexible. Otro de sus rasgos más característicos es la presencia de bigotes, es decir, pelos en el hocico de larga longitud que desempeñan funciones sensitivas.

Con respecto a su apariencia también podemos encontrar características de los gatos más o menos generales. Por ejemplo, pueden presentar un pelo de diferentes colores. En realidad, existe una gran diversidad, no sólo en términos cromáticos sino también grosor, longitud o densidad de pelo. Con respecto a sus dimensiones y peso, también existe un abanico más o menos amplio de variedades que alberga especies con pesos corporales entre los tres y los cinco kilos en promedio.

Desde el punto de vista reproductivo, nos encontramos ante un animal vivíparo, es decir, que da a luz a sus crías, generalmente, en camadas de tres a cinco individuos que más tarde son alimentados a través de la lecha materna. 

Con respecto a sus capacidades, los gatos destacan por poseer un sentido de la vista, oído y olfato muy desarrollados. Gracias a ello, cuentan con grandes dotes para la caza.

¿Qué hay de su personalidad?

Los gatos también presentan ciertos atributos específicos a nivel de comportamiento aunque bien es cierto que pueden existir variaciones en función de la especie o incluso del ejemplar. Uno de los rasgos más característicos es su capacidad expresiva. Su lenguaje es bastante complejo y está integrado por un rico código corporal y gestual, pero también sonoro. Los gatos utilizan diferentes variaciones tonales en forma de ronroneos, bufidos o maullidos. A nivel intraespecie también son capaces de generar señales comunicativas a partir del olor. De forma natural, emiten feromonas que incrementan el alcance de su capacidad para transmitir información.

Otra de las características más definitorias que podemos encontrar a nivel de comportamiento, es su dedicación periódica e intensa al autoacicalamiento. Son animales muy higiénicos pero también, por lo general, muy tranquilos. Buena parte del tiempo lo destinada a dormir, acicalarse o afilar sus uñas.

En la actualidad, hay constancia de la existencia de más de un centenar de razas. Las que poseen mayor edad evolutiva, poseen un pelo de longitudes más reducidas, un indicio de su herencia de los gatos romanos que se expandieron por todo el continente europeo. No obstante, también encontramos variantes con pelo largo. La primera de ellas fue la raza angora, originaria de Turquía, seguida del gato persa, procedente de Asia Menor. El gato siamés posee unos atributos bastante particulares y proviene del Extremo Oriente. Sin embargo, también podemos encontrar otras variaciones bastante Sui generis como el gato azul, originario de Rusia o el abisinio, de Etiopía. 

En la actualidad hay estandarizadas y registradas más de 100 razas de gatos. Las razas más antiguas tenían el pelo corto y son las descendientes de los gatos que los romanos extendieron por Europa. El primer gato de pelo largo fue el de angora, procedente de Turquía. El siguiente fue el muy famoso persa, de Asia Menor. Desde el Extremo Oriente llegó el siamés, a la vez que, de Rusia, se difundió el azul ruso y de Etiopía el abisinio.

Las características del gato, en lo fundamental, no van a variar de una raza a otra, pero sí podemos encontrar ciertos rasgos más típicos de unas o de otras. Es conveniente que nos informemos antes de adoptar. Según la Federación Internacional Felina, las razas de gatos se agrupan en cuatro categorías, que son las siguientes:

De acuerdo con la Federación Internacional Felina, las razas pueden quedar aglutinadas en cuatro categorías básicas:

- Categoría 1: Incluye las variedades persas y los ejemplares exóticos como el ragdoll.
- Categoría 2: Poseen un pelo semilargo. Algunos de los más comunes son el siberiano o el angora.
- Categoría 3: Tienen un cabello corto. El bengalí, el cartujo o el europeo son algunos ejemplos.
- Categoría 4: Agrupa a los gatos siameses y orientales como el esfinge, el azul ruso o el balinés.