fbpx

Metro activa un Plan de Autoconsumo para reducir el gasto de energía

1x1
Metro activa un Plan de Autoconsumo para reducir el gasto de energía

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha un Plan de Autoconsumo en Metro de Madrid con proyectos para el autoabastecimiento y reducir el gasto energético junto al respeto del medio ambiente.

Así lo ha asegurado el viceconsejero de Transportes e Infraestructuras, Carlos Díaz-Pache, durante su intervención este jueves en la mesa redonda 'El Impulso del transporte público, sostenible y eficiente a través de la colaboración público-privada' que se celebra en la Feria Global Mobility Call 2022 en IFEMA.

Según ha informado el Gobierno Regional en un comunicado, Díaz-Pache también ha enumerado varias iniciativas que muestran "el esfuerzo tecnológico y de innovación que está realizando la compañía para consolidarse como un medio de transporte sostenible".

"El suburbano instalará, por fases, placas fotovoltaicas en todos los depósitos que lo permitan. Las primeras estarán en los almacenes de Cuatro Vientos, Loranca y Fuencarral, que tienen una superficie de 17.600, 13.000 y 14.000 metros cuadrados de área utilizables a este fin, respectivamente. Posteriormente se extenderá hasta un total de 13 más, siempre teniendo en cuenta la disponibilidad de superficie y viabilidad", ha indicado.

El viceconsejero también ha explicado que, de acuerdo a los primeros análisis, "la energía fotovoltaica que se podría llegar a generar anualmente en cada depósito sería de entre 2,6 a 2,8 GWh/año, un consumo equivalente anual de 2.500 hogares".

"El objetivo es reutilizar la energía para dotar de electricidad a sus propias instalaciones y tracción a los trenes, así como lograr una reducción de emisiones de CO2", ha afirmado.

El aprovechamiento de agua de escorrentía es otra de las iniciativas para conseguir un mayor ahorro energético. El agua, procedente el subsuelo, y que se filtra a través de los paramentos de los túneles, es canalizada por los sistemas de drenaje de Metro de Madrid y bombeada para su evacuación.

"Es una idea innovadora, Metro de Madrid puede sacar partido a la capacidad refrigerante de este recurso de subsuelo durante su tránsito por el interior de la red y así mejorar las condiciones térmicas en los andenes de la Línea 9 de Avenida de América, y de forma simultánea, conseguir un importante ahorro energético en los sistemas de climatización", ha indicado Díaz-Pache. Además, tal y como ha señalado, el suburbano aprovechará las obras de accesibilidad para instalar este sistema.

CELDAS REVERSIBLES

Otra medida que se está poniendo en marcha en la red del suburbano es la instalación de celdas reversibles. Su función es recuperar la energía devuelta por los trenes durante el proceso de frenado.

Esta energía es inyectada en la red interna de alta tensión, para que pueda ser consumida por otros receptores como escaleras mecánicas, ascensores, alumbrado, sistemas de ventilación, otros trenes, etc.

Metro ya tiene implantadas cuatro, de una potencia de 2 MW cada uno, en los Centros de Tracción de La Moraleja, La Peseta, Hospital de Móstoles y Barrio del Puerto.

En la estación de aeropuerto T1-T2-T3 está previsto que también se instale, y en una segunda fase se colocarán seis más en las líneas 2, 3, 7,10 y 12. Cuando estén los 11 fijados se podría recuperar anualmente la energía equivalente a la consumida por unos 750 hogares medios.

GESTOR INTELIGENTE DE VENTILACIÓN (GIV)

Por último, Díaz-Pache ha mencionado el gestor inteligente de ventilación que dispone Metro de Madrid en sus instalaciones. Este sistema, que lleva funcionando desde 2018, controla los ventiladores de forma individualizada cada 8 horas decidiendo la mejor programación y equilibrando los parámetros de calidad del aire con el coste energético.

Antes se hacía de forma manual, mediante horarios estáticos predefinidos de funcionamiento en cada estación climática. Desde su puesta en marcha, hasta enero de 2022, ha supuesto un ahorro energético de 4 GWh acumulados.