fbpx

Más Madrid propone modificar la remodelación del puente de Pedro Bosch reduciendo el número de carriles para coches

Más Madrid propone modificar la remodelación del puente de Pedro Bosch reduciendo el número de carriles para coches

Más Madrid propone modificar la remodelación del puente de Pedro Bosch reduciendo el número de carriles para coches, espacio que ganarían peatones, bicicletas y todo tipo de vehículos de movilidad sostenible.

Es una de las proposiciones que el principal grupo de la oposición elevará al Pleno de Retiro que se celebra este jueves, en la que plantean que los peatones y bicis cuenten con dos aceras, una por cada lado.

Más Madrid plantea además una mesa de seguimiento del proyecto y que se convoquen reuniones técnicas con los principales afectados para determinar los cambios en el proyecto y evaluar la evolución de las obras.

DEMOLICIÓN PARCIAL

El pasado mes de marzo arrancó el proyecto para la demolición parcial y reestructuración del paso elevado de Pedro Bosch, en el distrito de Retiro, para dar paso a un paseo verde entre este distrito y Arganzuela.

Los trabajos tienen un plazo previsto de ejecución de doce meses y suponen una inversión municipal de 11,2 millones de euros. A esta actuación se sumará una segunda fase, a ejecutar en paralelo, que supondrá la remodelación completa del eje desde la avenida Ciudad de Barcelona hasta la glorieta de Conde de Casal.

Construido en 1971, el puente de Pedro Bosch conecta la calle Méndez Álvaro con Doctor Esquerdo y Conde de Casal, salvando el haz de vías ferroviarias de acceso a la estación de Atocha y la avenida Ciudad de Barcelona.

La actuación proyectada, explicaba el área de Obras, permitirá suprimir la barrera urbana que supone el paso elevado a lo largo de la calle Doctor Esquerdo sobre la avenida Ciudad de Barcelona con la demolición de la estructura en dicho tramo, donde la movilidad discurrirá exclusivamente a cota de rasante de la calle. De esta forma, se conseguirá eliminar el impacto negativo de esta infraestructura obsoleta sobre el tejido residencial.

Los trabajos incluyen reconfigurar el paso elevado entre la calle Méndez Álvaro y las vías y la demolición desde las vías hasta la avenida Ciudad de Barcelona. De esta forma, el puente finalizará antes de la confluencia de la calle Pedro Bosch con la avenida Ciudad de Barcelona.

En cuanto al tráfico rodado, se reducirá un carril de circulación por sentido y se aprovechará este espacio para la creación de un carril bici bidireccional. Además, una amplia acera ajardinada conformará un paseo verde entre los distritos de Retiro y Arganzuela.