fbpx

Los vecinos de Torrejón vuelven a salir a la calle para reclamar la reapertura del SUAP de Veredillas

Los vecinos de Torrejón vuelven a salir a la calle para reclamar la reapertura del SUAP de Veredillas

Los vecinos de Torrejón de Ardoz han vuelto a salir a la calle, convocados por la Coordinadora de Organizaciones en defensa de la Sanidad Pública, para reclamar la reapertura del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de Veredillas, cerrado desde hace más de dos años.

"Día tras día, aumenta nuestro hartazgo y desesperación ante tanta manipulación ideológica por parte del Partido Popular con su presidenta Ayuso a la cabeza", ha denunciado el portavoz de la Coordinadora, Pablo Aceña, durante la concentración llevada a cabo por los vecinos.

En el acto, además, se trasladó el rechazo ante el nuevo protocolo en Atención Primaria ante la ausencia de médico de familia. "Lo último ha sido pretender que el personal de enfermería se haga cargo de labores propias del personal médico. No dudamos de la capacidad de las enfermeras y enfermeros que nos cuidan, pero después de despedir a más de 4000 de ellas y ellos en abril, no se puede pretender saturar más a quienes aún quedan con labores que no son de su competencia", indicó el portavoz.

En este sentido, en la protesta se recordó que se trata de un problema "compartido" ya que los 37 SUAPs de la región siguen cerrados desde el inicio de la pandemia. Al acto de protesta se sumaron así la Plataforma del Henares, que agrupa a los pueblos de Coslada, San Fernando, Loeches, Mejorada y Velilla, y la Plataforma de Alcalá de Henares, la más antigua, que ha puesto de relieve la necesidad de la constancia en las movilizaciones.

Durante el acto, además, las sanitarias Lidia Fernández, psicóloga asociada al Samur, y Esther Polo, enfermera y delegada sindical de Atención Primaria, han leído un comunicado en el que se ha denunciado las políticas "de recortes y privatizaciones" en la Sanidad que ha llevado a cabo la Comunidad de Madrid y "que afectan a lo más preciado de nuestras vidas: nuestra salud".

"Madrid es uno de los territorios más codiciados por los grandes grupos privados de presión que van acaparando el dinero público, el dinero de nuestros impuestos, para incrementar sus fortunas a costa de nuestro bienestar, mientras vemos como se deteriora la Sanidad Pública, lo que supone una vulneración de los derechos humanos, y se empobrecen nuestras vidas, aún viviendo en la comunidad autónoma más rica de España, que a la vez tiene grandes desequilibrios sociales y económicos", se alega en el manifiesto.

Una política sanitaria, han recalcado, "basada en fomentar negocios para amiguetes" frente a unos profesionales como los efectivos del Summa 112 que ven una vez más vulnerados sus derechos laborales con un "traslado forzoso" al Hospital Enfermera Isabel Zendal.