fbpx

El juez reabre la causa por una segunda estafa al Ayuntamiento de Madrid

1x1
El juez reabre la causa por una segunda estafa al Ayuntamiento de Madrid

El Juzgado de Instrucción número 30 de Madrid ha reabierto la causa por una segunda posible estafa al Ayuntamiento de Madrid, por 1,25 millones de euros, en la compra de 500.000 mascarillas en marzo de 2020, después de que la Policía Nacional haya aportado pistas sobre el paradero del presunto implicado.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) han confirmado que el magistrado ha reabierto las actuaciones relativas a la denuncia por presunta estafa contra la empresa Sinclair and Wilde como consecuencia del informe que le remitió la Policía en abril pasado.

El magistrado había cerrado el caso en julio de 2021 al no hallar rastro de Philippe Haim Solomon, directivo de esa empresa, y ahora lo reabre tras analizar el informe policial que apunta a que este investigado tiene su residencia en Inglaterra.

El juez señala que “ante una nueva pista sobre el posible paradero de la persona que habría actuado como intermediaria en la operación de compra, procede la reapertura de las actuaciones, y practicar nuevas diligencias tendentes al esclarecimiento de los hechos, y la determinación de sus autores”, detalla el TSJM.

Fuentes municipales han adelantado que, de confirmar el TSJM la reapertura de la causa, el Ayuntamiento y la Empresa Municipal de Servicios Funerarios, a través de la cuál se tramitó el contrato, se personarían en la causa.

Tras conocer la noticia, la portavoz de Más Madrid en el Consistorio, Rita Maestre, ha acusado al alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, de “ocultar información” en lugar de “tratar de recuperar esos 2,5 millones que perdimos todo los madrileños”, y ha recordado que su grupo ya pidió la reapertura del caso “hace meses”.

“El comisionista llegó a través de un tío de un concejal de Almeida y parece que esta es la forma que tiene de contratar Almeida”, ha recalcado la líder de la oposición, al tiempo que ha garantizado que Más Madrid intentará llegar “hasta el final” para recuperar el dinero de los ciudadanos y acabar con “esa forma de contratar que enriquece a unos pocos a costa del dinero de todos”.

La portavoz socialista, Mar Espinar, por su parte, ha denunciado la “falta de control” en la compra de material sanitario por parte del Ayuntamiento, una ausencia de mecanismos que todavía queda por probar si es “voluntaria o involuntaria”.

“Es difícil de creer que, ante casos de posibles estafas como estos, no salten todas las alarmas”, ha indicado, antes de considerar que el equipo de Gobierno municipal debe dar “explicaciones” ante lo ocurrido.

EL AYUNTAMIENTO COMUNICÓ LA ESTAFA A LA FISCALÍA HACE MÁS DE UN AÑO

En abril pasado la portavoz municipal y delegada de Seguridad y Emergencias del Consistorio, Inmaculada Sanz, informó de que el Ayuntamiento de Madrid comunicó hace más de un año a la Fiscalía esta presunta estafa, diferente al caso en el que son investigados los comisionistas Alberto Luceño y Luis Medina.

Según el Ayuntamiento, el 24 de marzo de 2020 fue aprobada la compra a un proveedor de Nueva York de 500.000 mascarillas FFP2, las cuales llegaron a Madrid "tras varias incidencias" y una vez en el almacén del Plan Territorial de Emergencia Municipal (Peman) se tuvieron sospechas de que no cumplían con las exigencias requeridas.

Este medio millón de mascarillas se contrató por 2,5 millones de euros, y el Ayuntamiento, en una primera transferencia, pagó la mitad del importe, pero no hubo un segundo pago una vez que, ya en abril, los servicios jurídicos del Consistorio detectaron que faltaban las certificaciones de calidad reclamadas en varias ocasiones.

El Ayuntamiento asegura que reclamó la devolución del importe sin obtener respuesta.

La Policía Municipal inició entonces una investigación sobre el proveedor y el 5 de marzo de 2021 presentó ante los juzgados el atestado realizado por la Unidad de Coordinación Judicial del cuerpo, un hecho que se comunicó a los consejeros de la empresa de Servicios Funerarios de Madrid (SFM).

Al no poder localizar a Haim Solomon, la Policía Municipal intentó dar con él a través de la Policía Metropolitana de Nueva York, que en noviembre de 2020 se dirigió a la sede de Sinclair and Wilde en una dirección de la ciudad.

En la suite cuarta interior encontraron al señor Fong, el verdadero inquilino de esa sede, quien relató que, "como un favor", le había permitido a Sinclair and Wilde el uso de su oficina pero expresó su hartazgo porque, desde entonces, recibía correo a su nombre, en buena medida procedente de diferentes jurisdicciones que buscaban a Phillipe Haim Solomon.