fbpx

Más de 130.000 madrileños cuentan con el servicio de digitalización para atención domiciliaria a mayores

Más de 130.000 madrileños cuentan con el servicio de digitalización para atención domiciliaria a mayores

La Comunidad de Madrid está estudiando las oportunidades que ofrece la digitalización para mejorar la atención domiciliaria a las personas mayores, con la que ya más de 130.000 madrileños, de ellos 60.000 en situación de dependencia, cuentan con este servicio.

Un objetivo en el que se enmarca el Simposio Atención domiciliaria y transformación digital, encuentro organizado por la Administración regional que va a reunir durante dos días a expertos del sector en la Fundación Once y que ha inaugurado hoy la consejera de Familia, Juventud y Política Social, Concepción Dancausa, según ha trasladado el Gobierno Regional en un comunicado.

El conjunto de servicios que hacen posible los nuevos recursos tecnológicos facilita que sus usuarios puedan seguir viviendo en sus hogares con seguridad, retrasando su entrada en otros recursos. A través de este encuentro y de otras actuaciones, la Comunidad de Madrid está definiendo su estrategia de futuro en esta materia dentro del sistema público de servicios sociales.

Dancausa ha señalado que "el reforzamiento del sistema de ayuda a domicilio es uno de los pilares sobre los que se asienta el reto" que se han fijado de intentar poner "todos los medios posibles al alcance de los mayores para que puedan seguir viviendo en casa mientras se puedan valer por sí mismos".

El otro pilar es el servicio de teleasistencia avanzada, que irá mucho más allá del tradicional botón que activa una alerta. "Actualmente, la Comunidad de Madrid presta el servicio de teleasistencia a unas 130.000 personas, de las que 60.000 están en situación de dependencia, siendo una herramienta esencial para que este colectivo pueda mantenerse en su residencia con autonomía, seguridad y calidad de vida, retrasando el ingreso en un centro residencial", ha expuesto.

En su discurso, la consejera madrileña ha recordado que cuentan con una partida presupuestaria de 35 millones de euros provenientes de fondos europeos para la implementación del modelo avanzado de teleasistencia que va a suponer "un paso de gigante en términos de atención a la dependencia, porque va a permitir realizar una supervisión remota, detectar situaciones de riesgo o alteración en los hábitos o rutinas".

Así, estas tecnologías permitirán ayudar a quien lo necesite incluso fuera de su domicilio y configurarán una plataforma muy útil para combatir la soledad no deseada entre los mayores.

Las mesas redondas, organizadas con representantes de la Administración y empresas desarrolladoras de tecnología, tratarán el papel de la teleasistencia avanzada en la atención social domiciliaria, definirá los distintos modelos de cuidado y servicio, expondrá las experiencias de diferentes administraciones y permitirá conocer las expectativas de las asociaciones de mayores y de personas con discapacidad.