fbpx

Pérez ve "difícil" que prospere la denuncia de la FPTM porque las autonomías están "obligadas" a regular los VTC

Pérez ve

El consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, David Pérez, ha señalado este viernes que "cree que es difícil" que prospere la denuncia de la Federación Profesional del taxi de Madrid (FPTM) contra la modificación de la Ley de Transportes, aprobada ayer por la Asamblea, porque las autonomías están "obligadas" a regular los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC).





"Yo respeto a todas las posiciones y todas las iniciativas de cualquier sector. Nosotros preferimos el diálogo a la confrontación y la responsabilidad pública ante la politización. Ayer se aprobó que los VTC siguieran ejerciendo sus actividades a partir de octubre, ya que el 'Decreto Ábalos' dejó un vacío legal", ha asegurado el consejero en la Feria de Movilidad y Sostenibilidad de Las Rozas a los medios de comunicación.

Esta modificación responde al conocido como 'Decreto Ábalos', que marca que en el mes de octubre de 2022 las autonomías deberán haber regulado ya al sector de los VTC y que en caso contrario no podrán llevar a cabo su actividad. Pérez ha recalcado que las comunidades autónomas se han visto "obligadas" a legislar y que, por este motivo, "difícilmente" se puede denunciar a una región por cumplir con su obligación y con las órdenes europeas.

"A partir de octubre un total 8.000 vehículos VTC tendrían que desparecer y no podrían seguir ejerciendo. Desde el Gobierno autonómico no podíamos hacer eso por una cuestión legislativa y porque queremos la libertad de movimiento", ha zanjado.

El consejero también ha recordado que en la Comunidad de Madrid hay eventos con más de 50.000 personas que cuando salen, "a parte de tener el Metro de Madrid, los autobuses y vehículos privados, muchos buscan un taxi o un VTC".

"Por ejemplo, esta semana con el concierto de los Rolling Stone, en la región solo hay 15.000 taxis. Esas 8.000 VTC tienen su espacio y son necesarias para muchos ciudadanos que las quieren utilizar", ha insistido.

PÉREZ PIDE "DIFERENCIAR" A LOS TAXISTAS DE SUS REPRESENTANTES

Asimismo, Pérez ha pedido "diferenciar" a los taxistas de sus representantes ya que "hay algunos que siguen dialogando y buscando soluciones, mientras que otros se ponen en manos de partidos como Más Madrid".

"Queremos trabajar con el taxi para fortalecerle y para que pueda competir. Eso es mucho más útil y más importante que la confrontación y la utilización política que está haciendo la izquierda. El Ejecutivo regional está haciendo algo de sentido común", ha reiterado el consejero.

EL TAXI LLEVARÁ A LOS TRIBUNALES LA REGULACIÓN DE LOS VTC

La FPTM llevará a los tribunales la modificación de la Ley de Transportes de la Comunidad de Madrid que permite que los VTC sigan operando en octubre y que ha sido aprobada este jueves en la Asamblea de Madrid con los votos a favor del PP, la abstención de Vox y el 'no' de la izquierda.

El presidente de la FPTM, Julio Sanz, ha acusado al Ejecutivo regional de haber "vendido" al sector del taxi en favor de "tres multinacionales", según recoge la organización en un comunicado.

"Lo que ha ocurrido hoy en la Asamblea de Madrid no es más que el atropello definitivo del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso a un sector que ofrece un servicio público y del que dependen 25.000 familias de autónomos y trabajadores que ha abandonado a su suerte para favorecer a corporaciones con las que tienen mayor interés", ha subrayado Sanz.

Asimismo, ha cargado contra el "paripé" de Vox que los días previos había deslizado que podrían oponerse a la misma pero que al final solo ha sido una forma de "reclamar atención mediática".

"Lamentamos las desagradables declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid al decir que la única alternativa al transporte urbano son las VTC o los burros y esperamos que rectifique de forma pública por estos insultos al colectivo", ha concluido la FPTM.

Este miércoles y jueves se han movilizado tanto frente a la Real Casa de Correos como ante la Asamblea de Madrid para mostrar su rechazo a esta normativa, que entienden que es un "traje a medida" para los VTC.