fbpx

La Comunidad sella un acuerdo con cooperativas agrarias para gestionar el centro Madrid Rural en Fuenlabrada

1x1
La Comunidad sella un acuerdo con cooperativas agrarias para gestionar el centro Madrid Rural en Fuenlabrada

El Consejo de Gobierno ha autorizado este miércoles un convenio entre el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo, Rural, Agrario y Alimentario (IMIDRA) y la Unión de Cooperativas Agrarias Madrileñas (UCAM) para la gestión de Madrid Rural, el primer centro piloto de distribución y comercialización de frutas y verduras locales de temporada sin intermediarios.

La Comunidad de Madrid destina 160.000 a este acuerdo con un colectivo que representa a 36 entidades para el servicio de este recurso logístico público de productos frescos del campo regional, según ha informado el consejero de Educación, Ciencia y Universidades y portavoz del Ejecutivo, Enrique Ossorio, en rueda de prensa.

Madrid Rural tiene previsto entrar en funcionamiento el próximo invierno y estará situado en el municipio de Fuenlabrada, en una instalación que ocupa una superficie de 3.500 metros cuadrados. Los productos hortícolas llegarán directamente de las explotaciones con el objetivo de fomentar "los alimentos tradicionales y de cercanía".

Se trata de un espacio de proximidad que va a ensayar un modelo de distribución para la reducción del número de intermediarios en el sistema alimentario y donde se acerca geográficamente la producción y el consumo, "lo que redunda en una mayor sostenibilidad tanto en su dimensión económica como social y medioambiental".

ENCUENTROS PARA LOS INTERESADOS

Tras la firma del acuerdo, y a través de la UCAM, comenzarán los encuentros con los pequeños y medianos agricultores interesados, así como con las primeras grandes cadenas de distribución alimentaria, empresas de restauración colectiva y el canal HORECA (hoteles, restaurantes y catering). En paralelo, se irán realizando las obras de acondicionamiento en el centro para acoger los productos hortícolas.

"El Ejecutivo regional quiere convertir este proyecto en un referente para lograr una agricultura rentable para el campo madrileño, apostando por adelantar la transición desde una agricultura convencional a la producción integrada y ecológica", han señalado desde la Comunidad.

Este servicio público empleará nuevas tecnologías que aseguren la eficiencia del proceso y la trazabilidad del producto, según las directrices europeas del campo a la mesa que buscan implantar un sistema alimentario más saludable y sostenible.