fbpx

Los madrileños votan hasta el 20 de junio cómo gastar 50 millones de euros

Los madrileños votan hasta el 20 de junio cómo gastar 50 millones de euros





Los madrileños pueden decidir hasta el día 20 en qué gastar 50 millones de euros del Ayuntamiento y las ideas superan los dos centenares: más bancos para sentarse, más puntos limpios, presupuesto extra para eliminar cotorras, una campaña contra los excrementos en las aceras, más zonas verdes o mejores conexiones para moverse en bicicleta.

Estas son parte de las 210 propuestas aprobadas entre otras muchas que pretendían soterrar la M-30, instalar semáforos en el suelo para quienes caminan mirando el teléfono, poner pañales a los caballos de la Policía, prolongar algunas líneas de metro o dedicar una calle a Bud Spencer.

Al portal decide.madrid.es llegaron decenas de ideas para invertir los 50 millones previstos en los Presupuestos Participativos 2021-2022 del Ayuntamiento: 35 millones de euros para los veintiún distritos y los otros 15 millones para proyectos de toda la ciudad o compartidos por varios distritos.

Hubo una fase de registro de propuestas, entre el 20 de septiembre y el 20 de octubre de 2021; una fase de apoyos a estas entre noviembre y diciembre, una de análisis de la viabilidad de los proyectos, de enero a mayo; está vigente hasta el día 20 la fase de votación y en julio se conocerán los proyectos más votados y los que serán ejecutados a partir de 2023.

El Ayuntamiento ha puesto en muchos puntos de Madrid publicidad exterior en la que anima a votar por las propuestas favoritas.

Hasta hoy, el proyecto más votado es el que pide la instalación de puntos limpios de proximidad que permitan tirar residuos en el entorno de las salidas de metro o Cercanías, próximos a mercados, intercambiadores de autobuses... "por ser puntos muy transitados" y porque "los puntos limpios fijos suelen estar demasiado lejos y la mayoría de las veces se utiliza el coche" para llegar a ellos.

Una de las ideas que espera apoyo en las urnas tiene que ver con la "insufrible" cantidad de heces que "plagan" las aceras. El o la proponente pide "una campaña de concienciación seria y firme" que incluya "multas severas" e incluso una base de datos de ADN de los animales para controlar los "regalos" que dejan los dueños de los animales "por cualquier parte" y "sin control ninguno por parte del Ayuntamiento".

Otra propuesta pide "aumentar considerablemente (que no sustituir)" el número de bancos, hasta 4.000, en calles plazas, parques y jardines, "pero especialmente en lugares donde puede ser agradable estar sentado mirando el paisaje, (miradores por ejemplo) las vistas o simplemente parar un rato a descansar de un paseo o caminata".

También destacan las peticiones múltiples de vías para moverse en bicicleta por toda la ciudad, un carril-bici que una la Plaza de Castilla con Chamartín, conexiones ciclistas hasta el bosque Metropolitano, otros carriles que unan a Dehesa de la Villa con Cuatro Torres, el Retiro con el Parque de Roma, y otros a lo largo de Concha Espina, el Paseo de las Acacias, la Avenida de los Poblados o una red ciclista en Puente de Vallecas.

Y con respecto a esta movilidad otro madrileño propone crear una red de aparcamientos para bicicletas, con anclajes seguros, con sistemas de candados o cierres con claves personales y sistemas de vigilancia/alarmas. "El servicio -dice- podría ser parcialmente financiado con una cuota mínima".

"Más zonas verdes dentro de la M-30", pide un madrileño cuya idea es que todos los espacios disponibles dentro del perímetro de la M-30 sean destinados a zonas verdes, y que se impida construir en ellos, y otro echa de menos "árboles en vez de solares llenos de escombros y basura".

Una madrileña harta de las cotorras argentinas, Elena G., dice que esta especie está "invadiendo la ciudad y desplazando a otras", por lo cual pide al Ayuntamiento más presupuesto "que cubra la eliminación y planes para ralentizar su reproducción".

Otras personas piden "No instalar luces navideñas hasta el 1 de diciembre", recuperar el "esplendor" del Colegio Mayor San Juan Evangelista ("El Johnny") o recuperar el festival de Blues de Moratalaz.

Y sendos homenajes con monumentos "a las sin sombrero", las mujeres "grandes olvidadas" de la generación del 27, y a Federica Montseny, nacida en Chamberí, "la primera mujer ministra de España y de las primeras de Europa Occidental, autora de más de medio centenar de novelas y ensayos".

También había otras ideas que no han pasado a la fase de votación, como el soterramiento de la M-30, "sobre todo por la zona de Ventas", que -decía el proponente- "es la más ruidosa de toda la M-30". Con un kilómetro nos conformamos!! Desde ventas hasta la mezquita por favor!".

Una madrileña quería un autobús de la Empresa Municipal de Autobuses (EMT), "a poder ser eléctrico", que recorriera "desde la plaza de Alsacia (San Blas), hasta el barrio de Sanchinarro, pasando por toda la calle Arturo Soria". Carmen P. cree que esta línea evitaría atascos, facilitaría el acceso a colegios o a médicos y generaría "menos contaminación en la zona".

Con respecto al callejero había dos propuestas de cambio: Corregir en la zona de García Noblejas el nombre de la calle Betancunia, "referido a un pueblo de Fuerteventura, pues el pueblo se llama Betancuria", y cambiar el nombre de la calle Cañada de Vicálvaro a San Fernando, en El Cañaveral, "por otro más corto".

Ah, y quien proponía el homenaje a Bud Spencer dice que el actor "tiene una relación especial con Madrid al haber grabado en las inmediaciones del desaparecido estadio Vicente Calderón una de sus películas más emblemáticas: 'Y si no, nos enfadamos"'.