fbpx

El Real Madrid y el Liverpool dirimen este sábado en París el campeón de la Liga de Campeones 2021-2022 sin un favorito

El Real Madrid y el Liverpool dirimen este sábado en París el campeón de la Liga de Campeones 2021-2022 sin un favorito

MADRID, 27

El Real Madrid y el Liverpool pelearán este sábado (21.00 horas) por el título de la Liga de Campeones 2021-2022, una final que acoge el Stade de France y que se presenta igualada por el estado de forma de ambos equipos, protagonistas en los últimos años en la máxima competición continental.

París, relevo de la rusa San Petersburgo por la invasión de Ucrania, vuelve a reunir 41 años después en la pugna por la 'Orejona' al conjunto madridista y al 'red', que reúnen entre los dos un total de 19 Copas de Europa, 13 y 6, respectivamente. En 1981, entonces en el Parque de los Príncipes, el equipo inglés, con gol de Alan Kennedy en el minuto 82, se proclamó campeón tras un encuentro bastante gris y que parece que no se asemejará en nada a este por lo ofrecido por los dos fianlistas.

El Real Madrid, 'rey' de la competición, llega al alza después de una temporada brillante, donde ya ha ganado LaLiga Santander, y después de uno de los recorridos más emocionantes en su historia en la Copa de Europa, sobre todo en la ronda de cruces, donde volvió a sacar ese ADN del que se habla cuando juega la Champions.

No le va a la zaga el Liverpool y el 'rock and roll' futbolístico del que le ha impregnado Juergen Klopp. Ganador ya de las dos copas de Inglaterra y subcampeón de la Premier, a tan sólo un punto del Manchester City, busca un cierre a una enorme temporada donde sólo ha perdido tres partidos, uno en la Champions (Inter 0-1), y convertirse en el segundo más laureado junto al Milan con siete títulos.

Una final que volverá a medir el potencial de LaLiga y la Premier League, las protagonistas también de las semifinales con el Manchester City y el Villarreal, con el campeonato inglés intentando defender el título del Chelsea y reedición de la de 2018 en Kiev, con victoria madridista por 3-1, con protagonismo tanto para el guardameta Loris Karius, que falló en dos goles, como para Gareth Bale.

Ahora, el equipo de Carlo Ancelotti sueña con la 'Decimocuarta', la séptima en el siglo XXI y quinta en los últimos ocho años, una racha iniciada precisamente con el veterano técnico italiano, capaz de sacar de nuevo el máximo rendimiento a una plantilla muy veterana y experimentada que ya sabe lo que es ganar la 'Orejona' hasta en cuatro ocasiones.

Y esa experiencia ha sido clave en su duro y angustioso camino hasta París para no darse por vencido ni siquiera cuando las cosas han estado muy negras. Estuvo contra las cuerdas en todos los cruces ante PSG, Chelsea y City, y siempre, de una manera u otra, con diferentes protagonistas, encontró la solución para levantarse y noquear a sus rivales.

UN LIVERPOOL DE ALTA VELOCIDAD

Pero el Liverpool también puede presumir de estar seguramente en la madurez de su etapa con Klopp. Más de la mitad de sus titulares en 2018 repetirán, salvo sorpresa, en el once, y un total de ocho lo harán respecto al título de 2019, uno de los muchos que ha ganado en estos años un equipo que no quiere quedar intimidado ante el historial de su rival, al que buscará ahogarle en su presión, ritmo alto y verticalidad constante.

Y es que la final se desarrollará entre dos estilos de claro tinte ofensivo y con dos equipos que han marcado entre ambos 58 goles en esta edición (30 'reds' y 28 merengues). Ahí el Real Madrid tampoco va a renunciar a su filosofía pese a que espere a un Liverpool trepidante desde el inicio. Ancelotti deberá haber trabajado como deshacerse apoyado en la calidad de sus futbolistas del medio y encontrar espacios donde hacer daño con la velocidad de Vinicius y el talento de Benzema.

El extremo brasileño y el '9' francés, 'pichichi' del torneo con 15 goles, son las amenazas para una zaga 'red' fiable, pero que puede pagar los espacios que dejen las constantes e incansables subidas tanto de Alexander-Arnold como de Robertson, uno de los mayores peligros para una defensa madridista que necesitará elevar su nivel respecto a sus últimos partidos para frenar el tridente que forman un Salah con ganas de revancha, Mané y, sobre todo, un Luis Díaz que ha sido la revelación en este 2022.

Precisamente, la amenaza del colombiano y la intensidad pueden marcar el once madridista, donde la duda principal de Ancelotti reside entre Valverde, que ayudaría a Carvajal en esa faceta y también al mediocampo, y Rodrygo y un 4-3-3 más ofensivo. Klopp está pendiente del Aquiles de Thiago Alcántara para poder formar su once, aunque parece que el hispano-brasileño llegaría justo y que su sitio, en principio, sería para Keita.