fbpx

Una muestra reúne la mirada en blanco y negro de Catalá-Roca en su centenario en la galería Tiempos Modernos hasta el 30 de junio

Una muestra reúne la mirada en blanco y negro de Catalá-Roca en su centenario en la galería Tiempos Modernos hasta el 30 de junio

Francesc Català-Roca fue uno de los autores más importantes de la fotografía española en el siglo XX y, con motivo de su centenario, una exposición reunirá alguna de las imágenes más célebres de este artista, una mirada en blanco y negro por el paisaje de la España de los años 50 y 60.

La exposición, titulada “100 Años de Catalá-Roca. Dobles Parejas”, ha sido organizada por la galería Tiempos Modernos de Madrid y se inaugurará el próximo sábado 28 de mayo dentro de la programación de PHotoEspaña 2022.

La galería ha recordado, cuando se celebra el centenario, la mirada de Francesc Català-Roca (1922-1998), intelectual comprometido y viajero incansable, y el retrato que realizó de la España a lo largo de los años 50 y 60 en un país que cambiaba.

La exposición reúne más de veinte fotografías en la que, junto a alguno de los iconos del autor, muestra otras obras mucho menos conocidas y menos identificadas con el estilo del fotógrafo. Imágenes que, 70 años después, se han convertido en "auténticos monumentos" que muestran la forma de mirar que este artista creo con su cámara al igual que hicieron otros grandes nombres de la fotografía universal, como Doisneau, Brassaï o Cartier-Bresson, indica la galería.

Català-Roca fue en la década de los 50 del siglo pasado uno de los grandes renovadores de la fotografía española, junto a Xavier Miserachs, Leopoldo Pomés y Gabriel Cualladó, y un referente imprescindible para la nueva generación de fotógrafos. En la actualidad se le considera el más importante fotógrafo documentalista que ha dado España y uno de los mayores representantes de la estética del blanco y negro en la historia de la fotografía occidental, con imágenes como la de "Las señoritas de la Gran Vía", cinco modistas que, agarradas por el brazo y con el talle ceñido, suben por la Gran Vía de aquel Madrid de 1955.