fbpx

El borrador de soterramiento de la A5 está en fase de recogida de aportaciones de la oposición a un año de elecciones

El borrador de soterramiento de la A5 está en fase de recogida de aportaciones de la oposición a un año de elecciones

El "borrador, diseño o boceto" de soterramiento de la A-5 a su paso por la capital sigue en fase de recogida de aportaciones de la oposición a un año de elecciones aunque, como ha indicado el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, dispone en el presupuesto de 2022 con 200.000 euros para que el área de Obras acometa estudios sobre posibles alternativas y 17 millones de euros para ejecutar las expropiaciones necesarias en el caso de que fuera aprobado.

El soterramiento ha llegado a la comisión de manos del PSOE. El edil Ignacio Benito ha tachado de "promesa incumplida la propuesta estrella del PP, el soterramiento de la A-5", una medida con la que no están de acuerdo, en todo caso, porque "no reduce los coches que entran en la ciudad sino que los esconden debajo".

"Tras tres años gobernando su proyecto estrella, a un año de las elecciones, es un incumplimiento a punto de constatarse porque usted dijo que estaría listo en 2023. ¿Cómo? Nos convocó hace meses a una reunión informativa donde proyectó una presentación y ya", ha descrito Benito.

El socialista ha remarcado que las obras son de tal envergadura que requerirían años. En cuanto al presupuesto "se ha pasado de los 189 millones inicialmente a ahora 500 casi el triple" y todo ello mientras el distrito de Latina sigue teniendo "una cicatriz que lo divide" en un "desprecio a la periferia" por parte del PP, que "se olvidan del soterramiento o rechazan desmantelar el Puente de Vallecas pero si desmantelan el Scalextric de Joaquín Costa".

Carabante ha contestado al socialista recordando que el Gobierno central tiene competencias en la A-5 desde la M-40, donde puede implantar el demandado carril bus, que ayudaría a mejorar los accesos a la ciudad, por donde circulan 130.000 vehículos todos los días.

El delegado ha abogado por "el modelo de soterramiento de la M-30, que ha servido para recuperar espacio para la ciudad enterrando a los coches para ganar en sostenibilidad" mientras que la izquierda se decanta por "el modelo de semáforos en la A-5, que generan más emisiones que el soterramiento".