fbpx

Escudero asegura que el Gobierno regional trabaja para acabar con los robos de material sanitario en los hospitales

Escudero asegura que el Gobierno regional trabaja para acabar con los robos de material sanitario en los hospitales

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha subrayado este jueves que el robo de material sanitario en los hospitales de la región tiene "un alcance patrimonial importante" y ha destacado que el Gobierno Regional trabaja para acabar con ellos con un plan de seguridad y la coordinación con Guardia Civil y Policía Nacional.

"Madrid tiene más de dos millones de metros cuadrados de superficie sanitaria y se ha desarrollado un plan de seguridad para precisamente evitar estos robos", ha indicado el máximo responsable de la Sanidad madrileña durante una visita al Hospital Enfermera Isabel Zendal.

Según informa el diario 'El País', en tres años se han producido 200 robos en hospitales por valor de 2.366.985 euros en instrumental médico, ordenadores, mascarillas o sillas de ruedas.

El consejero ha explicado que muchos de estos robos "van dirigidos a unidades concretas, a equipamiento concreto" y, en este sentido, ha explicado que últimamente se han detectado "más robos de aparatos que se utilizan para endoscopias de digestivo".

"El alcance presupuestario que produce es importante y también el trastorno que produce en esas unidades hasta que se reponen los equipos, aunque se hace de manera rápida", ha concretado.

El material sustraído, ha detallado, en muchos casos es utilizado por mafias para su venta en el mercado negro. "Se ve que son robos a unas horas determinadas, con control de los turnos, a unas horas determinadas, con vigilancia, cuando no hay actividad profesional y desde luego sabemos que luego eso se vende en el mercado negro", ha explicado.

En este sentido, ha indicado que desde la Comunidad de Madrid, además del plan de seguridad en los hospitales, se está en colaboración diaria con Policía y Guardia Civil. "Sí nos preocupan porque todo esto va en perjuicio de la salud de los pacientes y sobre todo del trabajo de los profesionales. Vamos a seguir trabajando para tratar que desaparezcan en la medida que podamos", ha zanjado.