fbpx

Villacís apuesta por reeditar la coalición PP y Cs sin Vox

Villacís apuesta por reeditar la coalición PP y Cs sin Vox

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís (Cs), apuesta de cara a las elecciones de 2023 por dar “continuidad” a la coalición de PP y Ciudadanos, para lo que apela a votar a su formación porque “votar al PP ahora mismo es votar a Vox”, formación con la que descarta formar un Gobierno tripartito: “Jamás estaría”.

Así lo ha dicho Villacís en una entrevista publicada este miércoles en ‘El Mundo’, diario que el día de San Isidro divulgó una encuesta que auguraba una victoria en 2023 del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, con el 35,3 % de los votos y 21 concejales (en la actualidad el PP tiene 19 representantes), y vaticinaba para Ciudadanos un 6,7 % de la intención de voto y cuatro ediles, resistiendo pese alejarse de los once concejales que el partido naranja tiene este mandato.

Según el pronóstico realizado por Sigma Dos, PP y Ciudadanos sumarían 25 concejales, y fijándose la mayoría absoluta en 29, necesitarían de Vox -con una estimación de siete ediles- para la gobernabilidad.

Con este contexto, Villacís apuesta “a día de hoy” en la entrevista por “la continuidad” de la coalición de PP y Cs, un Gobierno que “está funcionando”, y descarta que se requiriera de Vox, porque “si tú tienes poder de decisión, las condiciones las pones tú”.

Aunque según Sigma Dos Vox pasaría de tener tres concejales en 2019 a siete en 2023, Villacís sostiene que el partido de Javier Ortega Smith “no es decisivo”.

“Vox no tiene maniobrabilidad para negociar porque solo puede pactar con el PP. Yo sí tengo maniobrabilidad y pondré mis condiciones, que son que Vox no esté en el Gobierno. Mi apuesta es la continuidad de este Gobierno y Madrid va a estar representada en todo el mundo con un Gobierno de conservadores y liberales porque Vox está hermanado con Le Pen y Orban y defiende la injusta”, apostilla la vicealcaldesa.

Y, a la pregunta de si es imposible que haya un Gobierno de los tres partidos, responde que en el Ayuntamiento de Madrid “no va a ocurrir”.

“Puede haber un Gobierno del PP con Vox, pero no con nosotros", garantiza.

Esa senda de PP y Vox convertiría Madrid “en la primera” ciudad “que echa atrás una zona de bajas emisiones, que quiere mandar el Orgullo a Casa de Campo o Ifema”.

“Esa ciudad no es mi ciudad, ni el Gobierno que me representa. Entonces jamás estaría”, asegura la segunda edil de la capital, que tampoco apuesta por una lista unitaria de PP y Ciudadanos, porque tiene que haber una "amenaza real para renunciar a tus siglas", como ocurre en País Vasco o Cataluña "por el nacionalismo".