fbpx

El transporte de viajeros creció con fuerza en marzo en larga distancia y avión

El transporte de viajeros creció con fuerza en marzo en larga distancia y avión

Los desplazamientos de viajeros de larga distancia subieron con fuerza el pasado marzo, tanto en autobús como en ferrocarril (en el entorno del 150 %), al tiempo que el uso del avión se multiplicó por tres, aunque las cifras globales siguen aun por debajo de los niveles prepandemia.

Según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el transporte público fue usado por 392,5 millones de viajeros en marzo, un 41,8 % más que un año antes pero inferiores a los 455,6 millones contabilizados en ese mes de 2019, antes de la pandemia.

Los movimientos de larga distancia sumaron 2,42 millones en ferrocarril, de los que 1,7 millones se hicieron en AVE (con aumentos respectivos del 162,5 y 183,5 % sobre marzo del año pasado). Ambas cifras están relativamente cerca de los 2,87 millones y 1,9 millones de marzo de 2019.

En trayectos nacionales de avión se movieron en marzo 2,85 millones de viajeros, un 197,7 % más que un año antes, con más impulso en los trayectos peninsulares, donde los 1,07 millones de viajes casi multiplican por tres los de hace 12 meses.

Los enlaces por avión entre la península y el resto del territorio sumaron 1,36 millones, el 232 % de aumento y los interinsulares subieron el 60,4 %.

En autobús los recorridos de larga distancia vieron aumentar el número de viajeros en un 145,7 %, hasta 886.0000 movimientos.

CERCANÍAS CRECE POR ENCIMA DEL 40 %

En cercanías los aumentos consignados en marzo se situaron en el 40,4 % en autobús (hasta 41,4 millones de viajes) y en el 41,3 % en tren (43,17 millones de enlaces).

El transporte urbano, usado por 237,9 millones de viajeros, subió un 40,9 % y el interurbano (108,2 millones de viajeros) aumentó el 47 % frente a marzo de 2021.

Fueron casi 41 millones de viajes menos que en marzo de 2019 en transportes urbanos y 17,4 millones menos entre distintas localidades.

La recuperación respecto a las cifras de hace un año se extiende a todos los modos de transporte urbano, con un aumento del 50,3 % en el metro (237,9 millones de viajeros transportados), y del 34,6 % en autobús (137 millones de movimientos).

Entre los metropolitanos con mayores crecimientos destacan los de Málaga (88,1 %), Valencia (85,1 %) y Sevilla (81,6 %). Palma subió el 70,6 %, Madrid el 50 %, Barcelona el 49 % y Bilbao el 26,4 %.

Todas las comunidades registraron aumentos en los tráficos urbanos, más intensos en Murcia (aumento del 67,9 %); Comunidad Valenciana (48 %); Andalucía (44,1 %), y Madrid (40,7 %).

El transporte especial aumentó un 1,2 %, hasta 34,8 millones de personas), con más dinamismo en el escolar (11,8 % de crecimiento), que en el laboral (4,7 %). En este caso los incrementos fueron más moderados porque ambos se situaron ya en volúmenes incluso superiores a los precovid.

El transporte discrecional, muy ligado al turismo, todavía sigue por debajo de entonces, con 11,61 millones de viajeros en marzo (17,58 hace tres años), aunque multiplicaron por más de cuatro las cifras de un año entonces.