fbpx

La Policía cuenta ya con los primeros 85 agentes dotados con pistolas táser para la seguridad ciudadana en Madrid

La Policía cuenta ya con los primeros 85 agentes dotados con pistolas táser para la seguridad ciudadana en Madrid

La Policía Nacional cuenta ya con los primeros 85 agentes dotados con pistolas táser para actuaciones en la vía pública de la Unidad de Prevención y Respuesta (UPR), especializada en la prevención o restablecimiento del orden y la seguridad ciudadana.

Se trata de 85 agentes de la UPR de Madrid que han sido habilitados como operadores de este tipo de inmovilizadores eléctricos en la vía pública, según ha informado este lunes la Policía Nacional en su cuenta de Twitter.

La Policía Nacional ha recordado que todos los agentes que integran la Red Nacional de Especialistas de Armamento y Tiro están habilitados como instructores para formar a otros policías en su uso.

Diferentes sindicatos policiales han reaccionado respaldando la dotación de inmovilizadores electrónicos, una antigua demanda del colectivo. JUPOL, el sindicato mayoritario, ha recordado que "todavía son muy pocas" y ha solicitado que se repartan "de forma generalizada", sobre todo a las radio patrullas.

"Los medios de defensa intermedios llegan poco a poco a las unidades", ha comentado el SUP en su cuenta de Twitter, recordando que piden tanto pistolas táser y porras extensibles, así como una "formación adecuada que aumente la seguridad en intervenciones y se minimicen los daños".

El pasado 26 de abril, el director general de la Policía Nacional, Francisco Pardo, garantizó en la Comisión de Interior del Congreso que no distribuirían pistolas eléctricas tipo táser sin su correspondiente cámara de grabación para supervisar su buen uso y evitar "daños innecesarios a los ciudadanos".

En concreto, Pardo informó de que ya se habían entregado las primeras 150 pistolas táser a la Policía Nacional y que la Guardia Civil cuenta con la misma cifra de estos dispositivos, en ambos casos con cámaras de grabación.

"Estamos siendo muy cautos porque nos preocupa mucho que haya una formación adecuada de acuerdo al protocolo de uso, que se haga con el máximo de garantías y no se produzcan daños innecesarios a los ciudadanos", señaló.

En el caso de la Policía, apuntó que los inmovilizadores electrónicos se habían empezado a distribuir por unidades especializadas como el GEO o los grupos de seguridad ciudadana, citando las plantillas de Madrid, Sevilla, Alicante o la Línea de la Concepción (Cádiz), entre otras.