fbpx

Carabante se enteró en diciembre del presunto espionaje y no ve "nada reprochable" en acudir a la EMVS para comunicarlo

Carabante se enteró en diciembre del presunto espionaje y no ve

El delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, ha explicado este viernes que tuvo conocimiento del presunto espionaje a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, el pasado mes de diciembre a través del alcalde, José Luis Martínez-Almeida, y considera que no hay "nada reprochable" en acudir a la Empresa Municipal de vivienda y Suelo (EMVS) a trasladar y abordar este "rumor" en una reunión.

En concreto, Carabante se refiere al encuentro que mantuvo tras una reunión del área delegada de Vivienda del Ayuntamiento de Madrid el pasado 12 de enero con el concejal Álvaro González, su equipo, el gerente y el consejero delegado de la EMVS, Diego Lozano. El objetivo, ha dicho, era "contrastar una información delicada que no pasaba de ser un rumor". Ha apuntado que se trató de una reunión "informal".

El nombre de Borja Carabante apareció en la primera sesión de esta comisión de investigación cuando el consejero delegado de EMVS apuntó a él como la persona que avisó en esta empresa municipal sobre dicho "rumor".

La comparecencia de Borja Carabante durante la penúltima sesión de la comisión ha sido de las más broncas, con continuas interrupciones entre compareciente y concejales. Según el relato dado por el delegado, "amigo" de Almeida, fue el regidor quien le trasladó la existencia de una posible "información delicada" que le hace llegar "una persona del entorno de confianza" de la presidenta Isabel Díaz Ayuso. Nunca supo quien fue esta persona "de confianza".

Una vez tiene conocimiento de esta información, el alcalde, según ha expresado, "dice que la mejor cosa es comunicárselo al presidente de la empresa (Álvaro González) para hacer las averiguaciones posibles". "El alcalde me solicita que vaya a esa reunión, al señor González le parece bien, somos amigos y se sentía cómodo yendo yo a esa reunión", ha explicado. "Con naturalidad. Quedamos los tres (Almeida, González y él mismo) en que era conveniente y bueno que estuviera yo", ha apostillado.

"He dado muchas vueltas a esa reunión, no encuentro nada de reprochable a acudir a un encuentro para esclarecer unos hechos que han sido un rumor sin fundamento. Es verdad que podía no haber ido, pero no hay nada reprochable", ha explicado a continuación.

La portavoz socialista, Mar Espinar, le ha preguntado por qué esta reunión no estaba publicada en su agenda pública. Este le ha respondido que "las reuniones informales o de trabajo interno" no las registra. "He revisado la agenda de todos los miembros de esta comisión, y seguimos el mismo criterio. No era labor de trabajo, no era una cuestión institucional", ha expresado.

LA COMISIÓN DE LOS "YSIS"

Al comienzo de su intervención, Borja Carabante ha aseverado que comparecía después de que "se hayan cumplido los objetivos de la comisión", pues "el objetivo era saber si se habían contratado detectives, y ha quedado demostrado que es falso por la documentación requerida". "Se ha dado cumplimiento al objetivo, que era conocer si había contratación, y se ha visto que no la hay", ha lanzado.

Carabante ha reprochado a la oposición que conviertan esta comisión en los "ysis". "Y si se hubiera contratado un detective, y si... Lo que ha quedado acreditado es que no se ha contratado a ningún detective. La presidenta dijo que confiaba en el Ayuntamiento y en el alcalde", ha expresado.