fbpx

Un diputado de Podemos acude a la Asamblea con su traje de basurero para exigir menos vertederos

Un diputado de Podemos acude a la Asamblea con su traje de basurero para exigir menos vertederos

El coordinador autonómico de Podemos y segundo teniente de alcalde de Alcorcón, Jesús Santos, ha insistido en la necesidad de que el Gobierno Regional ponga en marcha un modelo alternativo a los actuales macrovertederos, a los que ha definido como "una bomba ecológica y económica a punto de explotar".

Así lo ha reclamado este jueves durante el Pleno de la Asamblea de Madrid, enfundado en el traje de basurero de la Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón (Esmasa), de la que ahora es presidente y en la que durante muchos años ha sido un trabajador más, reivindicándose así "orgulloso de sus orígenes".

"Siempre digo que no soy un político, soy un basurero haciendo política. Y hoy, les hablo desde la experiencia", ha iniciado Santos su intervención, en la que ha narrado cómo fue la primera vez que entró a un vertedero "hace veinte años", una imagen que ha dicho que "siempre se le quedará grabada en la retina".

El también portavoz de Ganar Alcorcón ha insistido en que "el Gobierno de la Comunidad de Madrid tiene la obligación política y moral de poner en marcha un modelo alternativo que camine hacia el residuo cero", para lo cual ha ofrecido "cuatro líneas de actuación" y poner en marcha esta transición.

En primer lugar, ha remarcado la necesidad de "una inversión ambiciosa para instalar nuevas plantas de reciclaje y apostar por la innovación, cooperando con universidades y empresas del sector".

"O invertimos ahora para tener una industria puntera de Economía circular, o, cuando los vertederos colapsen, alguno correrá a construir incineradoras para que la basura, que ya no cabe bajo tierra, la respiren nuestras hijas e hijos", ha alertado Santos.

En segundo lugar, ha hecho hincapié en la necesidad de "ampliar el reciclaje del residuo orgánico", para lo que ha propuesto "invertir en plantas de tratamiento y ayudas a los ayuntamientos para instalar composteras comunitarias en los barrios".

"Con el reciclaje del residuo orgánico podríamos reducir hasta la mitad de lo que mandamos a vertedero. Sin embargo, en muchos municipios no podemos instalar el quinto contenedor porque no tenemos a donde llevarlo", ha añadido.

También ha apremiado al Gobierno autonómico a que creen "una Agencia Regional de Residuos para ejecutar una estrategia conjunta en este ámbito, tal como se aprobó por unanimidad durante la pasada legislatura".

En su respuesta, la consejera de Medio Ambiente, Ordenación del Territorio y Sostenibilidad, Paloma Martín, ha recordado a Santos que "en materia de residuos las competencias de la Comunidad de Madrid se circunscriben a fijar la estrategia y a comprobar que esa estrategia se cumple".

"Como sin duda conoce, la competencia en la gestión de residuos es municipal", ha recalcado Martín, quien ha subrayado que la estrategia de gestión de residuos, cumpliendo con la directiva europea, "contempla medidas para dotarse de nuevas infraestructuras para el tratamiento de residuos".

En esta línea, ha agregado Martín, la Comunidad de Madrid destina 320 millones de euros a las mancomunidades para financiar el 50% del coste de las infraestructuras de tratamiento de residuos.