fbpx

El PIB frena su crecimiento en el primer trimestre hasta el 0,3% por la caída del consumo

El PIB frena su crecimiento en el primer trimestre hasta el 0,3% por la caída del consumo

La Economía española desaceleró su crecimiento trimestral casi dos puntos entre enero y marzo, hasta situarlo en el 0,3%, frente al 2,2% del trimestre anterior, debido a la caída del consumo, según el avance de datos de Contabilidad Nacional publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El crecimiento trimestral del PIB, el cuarto consecutivo, se ha situado seis décimas por debajo del previsto por el Banco de España y la AIReF, que habían proyectado un avance del 0,9% para el primer trimestre.

No obstante, Estadística ha explicado que el avance de datos de este primer trimestre se ha realizado a partir de indicadores estadísticos que ofrecían resultados hasta febrero, justo cuando se produjo la invasión rusa de Ucrania (24 de febrero).

Así, pese a incorporar algunas estimaciones de indicadores referidos al mes de marzo, el INE avisa de que las futuras revisiones de los datos del primer trimestre podrían ser mayores a las habituales por el contexto económico y los cambios "bruscos" que se viven actualmente.

A precios corrientes, el PIB del primer trimestre se situó en 317.760 millones de euros, 1.755 millones de euros menos (-0,5%) que en el trimestre anterior. Esta caída se debe a que el repunte de los precios de las importaciones (+9,9% en promedio) fue más pronunciado que el de los bienes y servicios producidos por la economía.

En tasa interanual, el PIB registró un crecimiento del 6,4% en el primer trimestre, casi un punto por encima del trimestre anterior, con una contribución de la demanda externa que marcó récord en casi 13 años.

LA MAYOR CONTRACCIÓN TRIMESTRAL DEL CONSUMO DESDE EL CONFINAMIENTO

El organismo estima que el consumo de los hogares se contrajo un 3,7% en el primer trimestre, frente al crecimiento del 1,5% que registró en el último cuarto de 2021. Es la primera tasa negativa del gasto de las familias desde el primer trimestre de 2021 y su mayor descenso desde el segundo trimestre de 2020, cuando la pandemia y el confinamiento hundió el consumo familiar un 20,4%.

Por contra, el gasto público regresó a tasas positivas y creció entre enero y marzo un 1,3%, su mayor avance trimestral desde el cuarto trimestre de 2020, frente al retroceso del 1,6% del trimestre anterior. El gasto de las instituciones sin fines de lucro también volvió a tasas positivas tras crecer entre enero y marzo un 1,2% tras trimestres de caídas.

La inversión, por su lado, aceleró su avance trimestral tres décimas, hasta el 3,4%, su mayor alza desde el tercer trimestre de 2020, gracias al impulso de la inversión en maquinaria y bienes de equipo (+7,3%) y en vivienda (+1,2%).

En lo que concierne al sector exterior, las exportaciones moderaron su avance trimestral hasta el 3,4%, frente al 7,2% previo, mientras que las importaciones retrocedieron un 0,5%, su primera caída en un trimestre desde el confinamiento.

Por sectores económicos, en el primer trimestre la agricultura y la industria recortaron su valor añadido un 2,2% y un 1,4%, respectivamente, mientras que los servicios y la construcción lo elevaron un 0,4% y un 0,3%.

El Empleo de la economía, en términos de horas trabajadas, creció un 3,2% en el trimestre, lo que supone 3,3 puntos más que en el trimestre anterior. Esta tasa es de menor magnitud en el caso de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo (+0,5%, dos décimas menos que en el trimestre previo) por el aumento de las jornadas medias a tiempo completo (+2,6%).

EL PIB INTERANUAL ACELERA SU CRECIMIENTO HASTA EL 6,4%

Según el avance de datos del INE, pese a la moderación trimestral del PIB, el crecimiento interanual de la economía española se aceleró casi un punto en el primer trimestre, desde el 5,5% del último trimestre de 2021 al 6,4%, como consecuencia de una mayor aportación del sector exterior.

En concreto, la demanda externa aportó 3,1 puntos al PIB interanual del primer trimestre, cifra 1,3 puntos superior a la del trimestre anterior y la más elevada desde el segundo trimestre de 2009, mientras que la demanda nacional contribuyó con 3,3 puntos, cinco décimas menos, por el menor impulso del consumo.

Así, el consumo de los hogares moderó su crecimiento interanual nueve décimas en el primer trimestre de 2022, hasta el 3,1%, mientras que el gasto público aceleró cuatro décimas su avance, hasta el 0,8%, con lo que ya encadena 29 trimestres consecutivos de tasas positivas. La inversión también pisó el acelerador y subió un 6,8%, cuatro puntos más.

Por su parte, la mayor contribución del sector exterior fue resultado de la aceleración del crecimiento interanual de las exportaciones en casi tres puntos, hasta el 20,8%, frente a un incremento de las importaciones del 12,1%, un punto menos que en el trimestre anterior.

Por sectores económicos, los servicios lideraron el crecimiento interanual, con un aumento de su valor añadido bruto del 8,3%, seguidos por la industria, con un alza del 1,3%, y de la construcción (+1,1%). En cambio, la agricultura registró un descensos del 1,3%.

El PIB a precios corrientes aumentó un 10,3% interanual, dos décimas más que en el último trimestre de 2021. Con ello, el deflactor implícito de la economía presentó una variación interanual del 3,7%, seis décimas menos que en el trimestre anterior.

EL EMPLEO MODERA SU RITMO DE AVANCE ANUAL

El empleo, medido en términos de Contabilidad Nacional, creció un 5,3% interanual en el primer trimestre, cinco décimas menos que en el trimestre anterior, lo que supone un aumento de 934.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

En términos interanuales, las horas efectivamente trabajadas subieron un 7,5% en el primer trimestre, tasa 4,8 puntos superior a la del mismo periodo de 2021.

La productividad por puesto de trabajo equivalente a tiempo completo registró un avance interanual del 1,1% (-0,3% en el trimestre anterior), mientras que la productividad aparente por hora efectivamente trabajada bajó un 1%, frente al incremento interanual del 2,8% del trimestre anterior.

El coste laboral por unidad de producto (CLU) retrocedió un 0,1% interanual en el primer trimestre, tasa 3,8 puntos inferior a la variación experimentada por el deflactor implícito de la economía (+3,7%).

Por su parte, la remuneración de los asalariados se incrementó un 7,2% interanual en el primer trimestre, 1,4 puntos más que en el trimestre anterior, tras aumentar el número de asalariados un 6,2%, cuatro décimas más, y subir la remuneración media por asalariado un 1%, frente al estancamiento que experimentó en el cuarto trimestre de 2021. Al mismo tiempo, el excedente bruto de explotación creció un 12,4% interanual, 2,3 puntos menos que en el trimestre previo.