fbpx

Díaz Ayuso carga contra Batet por "cambiar las reglas" del legislativo para "salvar los muebles" al Gobierno de Sánchez

Díaz Ayuso carga contra Batet por

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha mostrado este viernes muy crítica con la presidenta del Congreso de los Diputados, Meritxell Batet, a la que ha acusado de "cambiar las reglas" del poder legislativo para "salvar los muebles" al Gobierno central presidido por Pedro Sánchez.

Ayuso, en el transcurso de un acto con empresarios en Gijón, donde, a preguntas de los asistentes, se ha referido al cambio introducido en el Congreso para que partidos como ERC y EH Bildu entren en la comisión de secretos oficiales.

Ha criticado la dirigente madrileña a los socialistas por "erosionar" en los últimos años a las instituciones, y "todo lo que da sentido al español", también en lo que se refiere a la educación o la justicia. A Batet también le ha reprochado sus formas "autoritarias".

Ha dicho Ayuso que lo que está sucediendo en España no ocurre en ningún otro lugar y que el Gobierno central prefiere apoyarse en Bildu, que es "el brazo político de ETA". Su lucha por el poder les significa "abrazarse al mismo diablo". También ha criticado que tenga como socio a un "comunismo trasnochado" a un nacionalismo "que confiesa ser enemigo de España".

"Y además, les abre la puerta a la comisión de secretos oficiales... ¿qué puede salir mal?", se ha preguntado. Ha dicho que el Gobierno de Sánchez "gestiona poder, pero no España" y que ni mie las consecuencias de unas acciones que están causando un daño irreversible.

Con posterioridad al acto, los periodistas le preguntaron en la calle a Ayuso por las críticas pactos del PP con Vox. La presidenta de la Comunidad de Madrid ha dicho que la izquierda utiliza a Vox "como señuelo", con el único objetivo de "tapar todo lo que ocurre".

"Antes lo era Franco, pero ya no cuela, porque lo han movido incluso de su tumba y nadie se ha levantado, porque a los españoles les interesa otras cuestiones", ha indicado. Esas críticas llegan, ha añadido, por parte de políticos "que no tienen nada que promover" y que se limita a "crear odio" hacia partidos políticos y entre españoles.