fbpx

Errejón se sienta en el banquillo acusado de pegar una patada a un ciudadano

Errejón se sienta en el banquillo acusado de pegar una patada a un ciudadano

El líder de Más País, Íñigo Errejón, se sienta este viernes en el banquillo de un juzgado de Madrid acusado de propinar, presuntamente, en mayo de 2021 una patada a un ciudadano, cuya denuncia ha derivado en un juicio por un delito leve de maltrato.

La denuncia fue presentada en la Policía por un hombre de 67 años que acusa al diputado de pegarle una patada tras negarse a hacerse una foto con él el 2 de mayo de 2021 en el barrio madrileño de Lavapiés, una acusación que Errejón tildó de "disparate desagradable" cuando acudió a los juzgados el 25 de enero, fecha en la que en un principio estaba fijado el juicio.

El líder de Mas País, que niega que dicha agresión se produjese, ya dijo entonces que no contempla asumir responsabilidades políticas por estos hechos.

La magistrada instructora del caso abrió diligencias a raíz del atestado policial y tomó declaración al denunciante, que ratificó su versión, y a un testigo, que también la apoyó.

Así, el asunto acabó derivando en un juicio que se celebra este viernes y en el que, según fuentes, ni siquiera es obligatorio que esté presente la Fiscalía, que hasta el momento se ha pronunciado poco sobre el fondo del asunto, más allá de cuestiones formales.

El tipo penal por el que Errejón se sienta en el banquillo es un delito leve de maltrato, tipificado en el artículo 147.3 del Código Penal, que prevé pena de multa de entre uno y dos meses, con una cuantía que depende de la solvencia económica del acusado.

Al tratarse de un delito leve no interfiere en la condición de aforado del diputado y por eso se celebra en los juzgados madrileños de Plaza de Castilla. También por eso las partes no han notificado previamente el castigo que solicitarán en cada caso, dado que esto se hace en el propio acto de juicio, según detallanfuentes jurídicas.

La vista estaba fijada el 25 de enero, pero acabó siendo suspendida después de que la titular del Juzgado de Instrucción número 16 de Madrid, Margarita Valcarce, planteara si debía abstenerse al haber llevado ella la investigación del caso.

La magistrada hizo esta reflexión cuando la Fiscalía expuso, al inicio del juicio, que éste podría llegarse a anular si lo presidía la misma magistrada que llevó la instrucción, de modo que Valcarce decidió que fuera la Audiencia Provincial quien determinara si debía ser ella quien juzgase a Errejón.

Unas semanas después la Audiencia resolvió que el político debía ser juzgado por un magistrado diferente para garantizar "un órgano judicial independiente e imparcial del que haya participado en la instrucción". Será juzgado en el mismo Juzgado de Instrucción 16 pero por el juez sustituto de este órgano, que es titular del Juzgado de Instrucción 46.

El letrado del denunciante, Carlos del Arco, ha adelantado que pedirá la multa más alta posible dentro del arco establecido, al entender que el político cuenta con recursos suficientes, y ha confiado en que haya un castigo, con las pruebas que, en su opinión, existen.