fbpx

La Comunidad critica que el Gobierno "ponga trabas" al desalojo de okupas

La Comunidad critica que el Gobierno

La consejera de Medio Ambiente, vivienda y Agricultura de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín, ha criticado este miércoles al Gobierno de España por "poner trabas" al desalojo de viviendas okupadas al prorrogar hasta octubre la suspensión de desahucios aprobadas por la COVID-19.

"Están lanzando un mensaje negativo para quien da una patada en la puerta. Están generando inseguridad jurídica y poniendo trabas a los desahucios, pues las herramientas de los dueños son muy limitadas. Por eso hay que poner normas para parar la okupación e instrumentos más ágiles", ha indicado esta mañana en una entrevista en 'Telemadrid' .

Martín se ha puesto "al lado de personas que ahorran para comprar un piso, ponerlo en alquiler y tenerlo a disposición de sus hijos". "La Comunidad siempre defiende la propiedad privada y poniendo las herramientas para revisar la okupación y vamos a poner un teléfono para que todas las personas que vena agredidas su propiedad puedan contactar con nosotros y reciban asesoramiento jurídica", ha indicado.

La titular regional de Vivienda ha dado algunos datos, como que entre 2015 Y 2020 las okupaciones han subido un 42% en España, un 68% en Cataluña y en ese periodo en Madrid se ha reducido un 18%. Además, el año pasado la región madrileña fue la única en la que no subió el precio de la vivienda en alquiler, cuando en Barcelona se incrementó un 11,7%, cuatro puntos por encima de la inflación.

"Nuestras políticas es incrementar la oferta y no poner trabas a los propietarios para que se puedan contener los precios. Poner topes al precios al alquiler se incrementa el precio, como en Cataluña, y salen del mercado de alquiler 23.000 viviendas. Genera miedo en las familias y eso al final perjudica gravemente los precios, y al haber menos oferta tira de los precios hacia arriba", ha esgrimido.

En Agricultura, Paloma Martín ha señalado que política agrícola y ganadera de España no se dicta desde el Ministerio del ramo, "sino desde los ministerios de Transición Ecológica y Consumo, con un ataque permanente al campo, que lleva sufriendo desde hace meses la subida de los fertilizantes, abonos, luz, etcétera". "Si a eso le añadimos la correspondiente ración de ideología radical del Gobierno, que penaliza a la carne, el campo se siente permanentemente agredido por el Gobierno", ha concluido.