fbpx

La mujer que mató a su vecina y se suicidó en Carabanchel era paciente psiquiátrica y se habían denunciado

 La mujer que mató a su vecina y se suicidó en Carabanchel era paciente psiquiátrica y se habían denunciado

La mujer de 56 años que mató a puñaladas a su vecina de 84 en el rellano de la escalera que ambas compartían y que luego se suicidó tirándose por la ventana tenía problemas mentales y era paciente psiquiátrica, han confirmado fuentes de la investigación.

La homicida se llamaba Mari Luz y la víctima Gracia que, según las primeras averiguaciones, padecía algún tipo de demencia y también se medicaba. La primera vivía en el Sexto A del numero 12 de la Ronda de Don Bosco de Madrid y la segunda en el Sexto B, pared con pared.

Según los vecinos, se llevaban muy mal y tenían continuas disputas, gritándose por la noche. Todo empezó, según cuentan los vecinos, porque la octogenaria se había quejado en varias ocasiones por una rampa del bloque y por las antenas que había en la azotea. De hecho, en el edificio hay varios carteles alertando de "las antenas cancerígenas".

Por su parte Mari Luz, según las mismas fuentes, trabajaba como enfermera en un hospital madrileño y era una persona muy reservada. Ambas se habían denunciado mutuamente por amenazas.

EL SUCESO

El suceso ocurrió ayer sobre de las 13:20 horas de este lunes. Una llamada avisó informando de que una mujer de 56 se ha tirado por la ventana y estaba gravemente herida en la calle. De hecho, cayó cerca de varias personas que en ese momento paseaban por la calle. Al llegar los sanitarios, intentaron reanimarle durante varios minutos pero solo pudieron confirmar su muerte por múltiples traumatismos severos.

Hasta el lugar llegaron rápidamente agentes de la Policía Nacional, que subieron a la casa y en el descansillo del sexto piso tirada en medio un gran charco de sangre a otra mujer, de 84 años, con varias heridas de arma blanca. Los sanitarios corroboraron igualmente su fallecimiento, indicó una portavoz de Emergencias Madrid.

Los bomberos del Ayuntamiento de Madrid también actuaron en el lugar desplegando una escala para entrar por la ventana a la casa de la presunta asesina y facilitar el acceso al piso a los agentes, pues estaba cerrado con llave.

Agentes de la Policía Científica y el Grupo VI de Homicidios, que se han hecho cargo de la investigación, acordonaron la zona y se trasladaron al lugar recabando pruebas y testimonios. También examinan las denuncias interpuesta entre ellas.