fbpx

La obra del dibujante José Ramón Sánchez recorre Cantabria y Madrid

La obra del dibujante José Ramón Sánchez recorre Cantabria y Madrid

Recorriendo toda Cantabria y llegando hasta Madrid, los carteles electorales, el Quijote o la visión del cine de José Ramón Sánchez viajará por distintos lugares para homenajear en vida todas las etapas del polifacético artista, retirado a sus 85 años.

Este circuito artístico, que comenzó el pasado marzo en Potes, se ha presentado este martes en un acto al que ha acudido el dibujante y sus familiares, así como el vicepresidente de Cantabria y consejero de Cultura, Pablo Zuloaga.

El evento ha servido también como inauguración de la sala José Ramón Sánchez en el Palacio de Festivales de Cantabria, que con una amplia cristalera que da al domicilio del propio artista en la avenida Reina Victoria, acogerá la exposición en Santander, ciudad a la que volverá a finales de año en la Biblioteca Central.

Esta gira tendrá una parte especial para cada zona a la que viajará, empezando por la visión religiosa aplicada en el municipio lebaniego, de un artista que se ha confesado "un tipo raro, un rojo católico" o los "guiños" marítimos en Laredo, donde se visitar el próximo verano.

Este 'Año de José Ramón Sánchez', una iniciativa de la consejería de cultura que ha homenajeado en otras ediciones a Pedro Sobrado o Gloria Torner, pasará también por Torrelavega en mayo y por primera vez saldrá de Cantabria, para exponer en la sala Cantabria, en Madrid, en septiembre.

La exposición hará un repaso por las 40 colecciones de la decena de etapas del artista, con una muestra de más de una veintena de obras, que según ha señalado el artista "se llevan muy bien entre ellas".

En ellas se expondrá la visión de un artista que ha confesado "querer ser Dios" por sus ganas de "abarcar todo", desde la literatura, a la política o el cine, un espacio donde se podrá ver incluso el Goya que ganó el hijo del dibujante, Daniel Sánchez Arévalo como mejor director novel.

De este modo, se repasará su visión del Quijote, el ‘Acorazado Potemkin’ y su escalinata de Odessa, el cuadro dedicado al vampiro de Dusseldorf o su particular visión de Moby Dick, su última gran obra.

Además, incluye sus cuadros dedicados a Velázquez, Hopper y los grandes maestros, de acuerdo al dibujante o su visión religiosa ‘lo sagrado’ con la serie dedicada al Beato de Liébana y su etapa 'ora et labora'.

Y también se podrán contemplar destacan los carteles electorales originales que José Ramón Sánchez dibujó para el PSOE para las elecciones de 1977, unas obras que no se exponen desde hace 40 años.