fbpx

La Comunidad de Madrid activa un operativo para garantizar el buen uso de los espacios naturales

La Comunidad de Madrid activa un operativo para garantizar el buen uso de los espacios naturales

La Comunidad de Madrid ha activado durante los días festivos de Semana Santa un operativo para garantizar un buen uso de los espacios naturales en la región, de modo que el Cuerpo de Agentes Forestales prestará especial atención a las áreas recreativas y aquellos parajes con alto valor ambiental.

Para las personas que se trasladen a entornos naturales, se ha establecido una serie de recomendaciones, como estacionar los vehículos solo en lugares autorizados para evitar los impactos en la fauna silvestre y no obstaculizar a los servicios de emergencias, indica en una nota el Ejecutivo autonómico.

Este año se concentra un abundante manto de nieve en las zonas altas de la sierra de Guadarrama, motivo por el que es muy importante extremar la precaución si se visitan y, en todo caso, hacerlo con el material adecuado para afrontar las condiciones adversas que puedan producirse.

También se aconseja consultar el boletín semanal de riesgo de aludes que emite la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Asimismo, se mantendrá en estos días el operativo ya iniciado, en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente, para la inspección de zonas húmedas por la posible aparición de cadáveres de aves acuáticas y la detección temprana de posibles casos de gripe aviar.

Por ello, ante la aparición de algún pájaro muerto, se debe avisar al teléfono gratuito 112 para que acudan los profesionales a realizar la preceptiva inspección y retirada del mismo.

Además, en las zonas habituales de procreación de la fauna, como Rascafría, La Pedriza, Las Dehesas o La Barranca, se pide especial cuidado.

El uso del fuego está completamente prohibido, así como el de camping gas, planchas u hornillos en el medio natural. Igualmente, no está permitido el uso de instalaciones comunes como merenderos, mesas o fuentes. En caso de encontrarse con puertas, vallas o zarzos, hay que dejarlos cerrados para evitar la salida de ganado y su paso a otras zonas.

Los perros deben ir siempre controlados por sus dueños, y no se debe jugar ni molestar a aquellos que se encuentren custodiando el ganado. Tampoco hay que dar de comer a los animales silvestres porque, además del riesgo que ello supone, puede causar un desequilibrio en el ecosistema. Por último, está prohibido tirar desperdicios o basura en el medio natural.