fbpx

Comunidad de Madrid

6.51°C
Cielos claros Humedad: 50%
Domingo
-0.4°C / 7.27°C
Lunes
-0.19°C / 7.92°C
Martes
1.32°C / 9.68°C
Miércoles
2.37°C / 11.57°C
Jueves
3°C / 13.02°C
Viernes
3.21°C / 12.7°C
Sábado
3.99°C / 13.72°C

Las piezas prestadas al Kremlin se podrán ver a partir de mañana en la armería del Palacio Real

Las piezas prestadas al Kremlin se podrán ver a partir de mañana en la armería del Palacio Real





Las ocho piezas que la Real Armería de Palacio Real de Madrid prestó al Museo del Kremlin para la exposición internacional "El Duelo: del juicio de combate a un crimen noble" se podrán ver a partir de mañana en la sala "bajo Austrias", después de un "obligado período de aclimatación tras el largo viaje por carretera".

Aprovechando la vuelta de las piezas, "la Real Armería de Madrid reabre la sala de los ´bajo Austrias´, cerrada desde el inicio de la pandemia", según explica en nota de prensa Patrimonio Nacional.

Todas las obras llegadas de Moscú han pasado previamente estos días "por un obligado período de aclimatación tras el largo viaje por carretera".

Coincidiendo con la apertura de la segunda sala de la Real Armería del Palacio Real de Madrid, conocida como la de "bajos Austrias" y dedicada a los monarcas Felipe III y Felipe IV, serán nuevamente expuestas al público a partir de mañana.

La Real Armería de Palacio Real de Madrid prestó al Museo del Kremlin ocho piezas, propiedad de Patrimonio Nacional, para la exposición internacional "El Duelo: del juicio por combate a un crimen noble" que tenía que haberse inaugurado el pasado 3 de marzo en Moscú y que quedó cancelada tras la invasión a Ucrania.

Entre las piezas destaca la armadura de Carlos V, fechada en 1544 y conocida como la armadura de Mühlberg porque fue la que el monarca utilizó en esa batalla.

También se había cedido la armadura de un lebrel, la única armadura de perro del mundo, que fabricó el armero imperial Desiderius Helmschmid para uno de los perros de caza favoritos del emperador.

Asimismo, formaba parte de la exposición la armadura de niño de Felipe III, un regalo con motivo de su proclamación como príncipe de Asturias.