fbpx

Este viernes los católicos podrán comer carne aunque sea Cuaresma

Este viernes los católicos podrán comer carne aunque sea Cuaresma

Este año los católicos de todo el mundo están exentos de cumplir con el precepto obligatorio de “abstenerse de comer carne cuando lo manda la Santa Madre Iglesia” el próximo viernes 25 de marzo.

El motivo es la redacción del Canon 1251 del Código de Derecho Canónico que afirma que “todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo”.

Y el día de la Anunciación del Señor, 25 de marzo, tiene la categoría de solemnidad en la liturgia de la Iglesia. Por tanto, los católicos están dispensados de tal obligación este año el viernes.

Sentido del ayuno y abstinencia católicos

La Cuaresma es un tiempo en el que los cristianos se preparan para celebrar con devoción la Semana Santa. Para ello, la Iglesia recomienda vivamente a todos los fieles cultivar el espíritu penitencial, no sólo interna e individualmente, sino también externa y socialmente, que puede expresarse en la mayor austeridad de vida, en las diversas prácticas piadosas, en iniciativas de caridad y ayuda a los más necesitados, emprendidas como comunidad cristiana a través de las parroquias, de Cáritas o de otras instituciones similares.

Durante este tiempo los fieles están obligados a vivir el ayuno y la abstinencia, desde el momento en que queda recogido en el Código de Derecho Canónico, por la fuerza de la norma. Si bien muchas veces el cumplimiento de la norma no supone sacrificio y penitencia, no por ello pueden ingerir estos alimentos. El fiel al que no le cueste sacrificio abstenerse de carne, sigue teniendo la obligación de hacerlo: y entonces el valor de su acción será la de la obediencia a la norma de la Iglesia. No supondría sacrificio la abstinencia de carne, pero tendría el mérito y el valor ejemplar de la obediencia a la ley y a la Iglesia.

El ayuno consiste en hacer una sola comida fuerte al día y la abstinencia en no comer carne. La abstinencia debe observarse todos los viernes del año, pero la Conferencia Episcopal Española autoriza -en función de su potestad- que esta abstinencia de carne pueda ser sustituida el resto de los viernes del año -no así en Cuaresma- por otra práctica piadosa. Normas similares se han dado en otras Conferencias Episcopales.

Los católicos deben observar el ayuno y la abstinencia simultáneamente el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

¿A qué edades afecta la obligación de cumplir el ayuno y la abstinencia?

Hasta los 14 años cumplidos no hay obligación de guardar ayuno ni abstinencia.

Desde los 14 y hasta los 18 años existe la obligación de guardar la abstinencia de carne o de otro alimento todos los viernes del año, salvo si coincide con solemnidad.

Desde los 18 hasta los 59 años cumplidos existe la obligación de abstenerse de tomar carne u otro alimento y de ayunar el miércoles de ceniza y el viernes santo.

A partir de los 59 años desaparece la obligación de ayunar, pero subsiste la obligación de abstenerse de la carne u otro alimento.