fbpx

El Ayuntamiento aprueba una comisión de investigación sobre el espionaje a Ayuso

1x1
El Ayuntamiento aprueba una comisión de investigación sobre el espionaje a Ayuso

El pleno del Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este martes -con los votos a favor de todos los grupos excepto Vox, que se ha abstenido- la creación de una comisión de investigación para dilucidar si Génova intentó espiar a Isabel Díaz Ayuso a través de la Empresa Municipal de la vivienda y Suelo (EMVS) y la Empresa Municipal de Transportes (EMT).

Más Madrid, el PSOE y el Grupo Mixto (Recupera Madrid) han presentado tres mociones de urgencia con iniciativas para investigar lo sucedido, entre ellas una comisión de investigación pedida por Más Madrid en la EMVS, que Recupera Madrid ha pedido hacer extensible a la EMT, a la que también apuntan algunas informaciones.

El PSOE, que ha presentado su propia moción buscando diferente información, ha introducido también una enmienda 'in voce' en la moción de Más Madrid para que se inste a la Asamblea de Madrid a que constituya a su vez otra comisión de investigación, en su caso sobre los contratos realizados por la Comunidad de Madrid "y personas cercanas" a la presidenta madrileña.

En las votaciones, Vox se ha abstenido en todos los puntos de las mociones, y Más Madrid, Ciudadanos, PSOE y Grupo Mixto han votado a favor de todo. El PP también ha votado a favor de todos los puntos menos a la enmienda del PSOE que pedía una comisión de investigación en la Asamblea regional, que los populares han rechazado.

El secretario del pleno ha explicado que, en el caso de las mociones de Más Madrid y Recupera Madrid, se necesitaba mayoría absoluta -29 ediles- para su aprobación, al tratarse de comisiones de investigación.

El reglamento orgánico del pleno dice sobre las comisiones de investigación que se podrán crear “por mayoría absoluta, a propuesta de la Alcaldía, de la Junta de Gobierno Local o de un grupo municipal”, y apunta que sus conclusiones “se reflejarán en un dictamen que habrá de ser debatido y votado por el Pleno”.

En el día en que Almeida ha comunicado que deja de ser portavoz del PP, como ha decidido “de común acuerdo” con Pablo Casado, el regidor ha defendido que ha dicho “en todo momento la verdad" de lo que sabe y que “no ha habido ningún indicio ni prueba” de ese presunto intento de espiar al entorno de Ayuso, aunque ha remarcado que el objetivo es llegar hasta el final.

Y “en cualquier momento, sea la persona que sea, si se acredita que ha tenido una conducta irregular”, esa persona no continuará en el Consistorio.

El alcalde también ha dicho que el grupo municipal del PP pedirá su propia comparecencia en la comisión, y ha querido mandar un mensaje de “transparencia” a los madrileños, que para él están “por encima” de su partido.

Durante el debate de las mociones de urgencia no ha intervenido el alcalde, sino la delegada de Portavoz, Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz (PP).