fbpx

La Policía Municipal puso 191 multas a locales, 85 a terrazas, 705 de botellón y detuvo a 77 conductores ebrios este finde

La Policía Municipal puso 191 multas a locales, 85 a terrazas, 705 de botellón y detuvo a 77 conductores ebrios este finde

La Policía Municipal de Madrid inspeccionó el fin de semana pasado un total de 164 a locales de ocio y 158 terrazas, que terminaron con 191 y 85 denuncias, respectivamente, por distintos incumplimientos.

La intervención más importante en este sentido tuvo lugar en una discoteca del Distrito de Salamanca, donde los agentes tuvieron que desalojar a más de 300 personas por elevado exceso de aforo, ha informado este martes la concejala delegada de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento, Inmaculada Sanz.

La edil ha destacado que los agentes están incidiendo en inspeccionar las terrazas que, según la nueva normativa, tienen que levantarse ya porque están en zonas protegidas, aunque ha apuntado que el incumplimiento es mínimo. "Pero los hosteleros que no quieren levantarlas les vendrá una ejecución sustitutoria que tendrán que pagar junto a la multa correspondiente", ha advertido.

Por otro lado, los policías locales realizaron este fin de semana 823 controles de alcoholemia, que desembocaron en 99 denuncias y 77 detenidos por conducir borrachos. Además, formularon 705 denuncias por consumo de alcohol en la vía pública, más conocido como botellón.

Sanz ha destacado que estas intervenciones forman parte del trabajo habitual de la Policía Municipal, que se vio incrementado el pasado fin de semana con la intensificación del control de armas blancas en armerías y locales, dentro del plan contra las bandas juveniles violentas.

La delegada de Seguridad se ha mostrado favorable al análisis que está realizando el Ministerio de Interior para promover un cambio que endurezca la legislación vigente en cuanto a la compraventa y uso de armas blancas.

Y es que, según han señalado Sanz, en muchos sitios se venden grandes cuchillos que son perfectamente legales pero no para menores de edad. "Esperamos que estén más regulados y tener más control. Confío en que esto se resuelva pronto porque no es de recibo que por las calles de Madrid estén portando ese tipo de armas chavales tan jóvenes", ha apostillado.