fbpx

La importancia de una correcta defensa penal ante una acusación de tráfico de drogas

La importancia de una correcta defensa penal ante una acusación de tráfico de drogas

Las penas para sustancias que causan grave daño a la salud, como la cocaína o el éxtasis, conllevan penas de prisión de 3 a 6 años

“Detenido por tráfico de drogas un joven que ocultaba 72.000 euros en su vivienda en Estepona”, “Policía y Guardia Civil requisaron en Barajas 407 kilos de cocaína y apresaron a 38 personas” o “Cae una banda de narcos que usaba un cartero para distribuir cocaína”, son unos pocos ejemplos de los muchos titulares de prensa que se puede recoger a golpe de clic en los últimos días, lo cual no es extraño al conocer que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado realizaron un total de 24.114 detenciones por actividades relacionadas con el tráfico de drogas en 2020 en España, un país que por su estratégica posición fronteriza como “puerta de Europa” está en el objetivo de todas las bandas del narcotráfico internacional.

Penas por tráfico de drogas

A pesar de que en España la mera posesión de drogas por sí sola no es constitutiva de delito siempre que no se destine al tráfico ilegal de estupefacientes, la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de la Seguridad Ciudadana establece sanciones administrativas de carácter grave o muy grave con multas de 601 hasta 30.000 euros.

Así el Artículo 368 del Código Penal expone que los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años y multa del tanto al triple del valor de la droga objeto del delito si se tratare de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa del tanto al duplo en los demás casos. Sin olvidar la concurrencia de que esta tipología delictiva tiene agravantes que se deben considerar – por ejemplo ser funcionario público, docente, trabajador social- y está muy ligada a otras como los delitos económicos, vulneración de los Derechos Humanos, etc.

De ahí la necesidad de contar con un abogado con experiencia, pues no hablamos de delitos leves, y si somos acusados necesitaremos contar con un profesional que se sepa manejar en este campo y aprovechar tanto los atenuantes como la presunción de inocencia de su cliente.

Defensa contra delitos de tráfico de drogas

Por todo lo anterior hay una serie de características claves que pueden servir para elegir al mejor abogado penalista para llevar nuestra defensa, destacando en la actualidad, por sus casos de éxito, un despacho puramente penalista como es Ospina Abogados quienes recientemente demostraban sus conocimientos al evitar el ingreso en prisión para un detenido con 20,031 gramos de cocaína con una pureza media superior al 77%, articulando una defensa frente a la Audiencia Provincial de Madrid en la cual expusieron no solo las dilaciones indebidas que sufrió el proceso, sino que en el tiempo que ha transcurrido desde que se efectuase la primera detención hasta la fecha de juicio, la vida de su cliente ha cambiado mucho, encontrándose en un tratamiento de rehabilitación de la drogadicción y manteniéndose sin antecedentes penales, entendiendo los tres magistrados encargados de la causa los argumentos de la defensa.

Pero más allá del ejemplo que supone este caso concreto, y donde queda constancia de la importancia de contar con un abogado penalista experto en delitos de tráfico de drogas, nuestra selección no debe olvidar aspectos como casos de éxito demostrables, su trayectoria en general, formación o capacidad de respuesta, ya que como es fácil de comprender todo cuenta en el momento de hacer una elección de esta índole, con las repercusiones penales que conlleva.

¿Es posible encontrar un abogado experto en narcotráfico?

Por supuesto que sí, buscando en Internet encontramos algunos grandes profesionales con disponibilidad 24 horas, como es el caso del abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, cara conocida en tertulias de televisión y colaboraciones periodísticas. Por lo que si somos acusados por tráfico de drogas es necesario considerar que un buen abogado penal será determinante para el éxito de cualquier caso, desde los más simples hasta los más complejos. Hablamos de una acusación muy seria, con consecuencias fatales para nuestro futuro si no se ejecuta correctamente, por lo que debemos tomarnos un minuto y confiar en un profesional de trayectoria reconocida y éxitos demostrables.

220201 juan ospina

Publish the Menu module to "offcanvas" position. Here you can publish other modules as well.
Learn More.