fbpx

Madrid Actual

A juicio por embaucar a 98 menores por internet o WhatsApp para tener sexo

Alejandro Moreno / EFE - Domingo, 30 Enero 2022 10:15
Archivado en:
1x1
A juicio por embaucar a 98 menores por internet o WhatsApp para tener sexo

La Audiencia de Madrid ha iniciado el juicio a un hombre acusado de embaucar a 98 menores -de menos de 16 años- a través de redes sociales o de Whatsapp para mantener relaciones sexuales de distinta naturaleza, unos abusos por los que la Fiscalía solicita para el procesado 1.324 años de prisión.

Este juicio debía haberse celebrado la semana pasada, pero se aplazó al no poder asistir un letrado por problemas de salud y finalmente ha sido fechado para este lunes.

Se celebrará a puerta cerrada debido a que se trata de víctimas de abusos menores de edad, sobre los que precisamente la Fiscalía ha solicitado que declaren por videoconferencia o de manera que no tengan que ver al acusado.

La Fiscalía solicita 1.324 años de prisión para el procesado por presuntamente embaucar a 98 menores a través de redes sociales o de Whatsapp para mantener relaciones sexuales de distinta naturaleza, por lo que le imputa más de doscientos delitos de doce tipos diferentes.

El escrito de acusación explica que en algunas ocasiones se hacía pasar por una chica menor de edad llamada Lorena con la que los menores mantenían conversaciones de naturaleza sexual y, una vez ganada su confianza, les enviaba fotos y vídeos de una chica menor de edad desnuda y masturbándose y a su vez, "con ánimo libidinoso", solicitaba a los menores que le enviaran imágenes similares, lo que algunos hacían.

Cuando había logrado este engaño el procesado buscaba mantener un encuentro sexual con los menores, a quienes les proponía hacer un trío con ella y con un supuesto amigo suyo "que sería el propio acusado", detalla la Fiscalía.

De esta forma conseguía embaucarles "aprovechándose de la falta de madurez de las víctimas, todas ellas menores de 16 años", y luego insistía en que quedaran directamente con ese supuesto amigo para mantener relaciones sexuales con él si es que querían quedar con Lorena.

En algunos casos llegaba a ofrecer dinero o regalos a los menores para que accedieran a ese fin, y a veces tenía el éxito deseado, ya que los menores accedieron a mantener sexo consentido con él.